Una nueva procesión “del recuerdo” y el Caduceo de Plata, actos destacados para conmemorar los 500 años de la Hermandad de San Joaquín

El Decano de la Hermandad, Fernando Saldaña Gracia (en el centro de la imagen); el responsable de la Comisión del V Centenario, Miguel Estrada Segarra (a la derecha), y el documentalista de la Hermandad, Jorge Gracia Pastor (izquierda), durante la presentación

La Hermandad de San Joaquín suma ya 500 años de historia. Una fecha muy especial para la que se han organizado diversos actos y actividades. El acto de presentación ha tenido lugar este jueves en el Centro de Documentación del Agua y Medio Ambiente de Zaragoza, lugar en el que se originó esta antigua cofradía de comerciantes.

Pocas instituciones en nuestra ciudad pueden presumir de contar con 500 años de vida. La Hermandad de San Joaquín cuenta con documentos y bibliografía que fechan el origen de esta antigua cofradía de comerciantes en el año 1522, en el Convento de Santo Domingo de Predicadores.

Para conmemorar esta efeméride, se han organizado diversos actos que se han presentado hoy y han contado con la presencia del Decano de la Hermandad, Fernando Saldaña Gracia; el responsable de la Comisión del V Centenario, Miguel Estrada Segarra, y el documentalista de la Hermandad, Jorge Gracia Pastor.

“Esta cofradía nace a raíz de una peste que hubo en Zaragoza en 1522. Se realizaron unas rogativas a San Joaquín en las que los comerciantes prometieron que, si se salvaban todos, montarían una cofradía en honor a su patrón”, ha explicado el responsable de la Comisión del V Centenario, Miguel Estrada Segarra.

Actividades

Tras 500 años de servicio histórico a la ciudad, la Hermandad de San Joaquín quiere celebrar esta efeméride con una serie de actos. Algunos de los más importantes serán la presentación de una nueva talla procesional que bendecirá el Arzobispo de la ciudad este domingo, 28 de noviembre, la procesión “del recuerdo” en memoria de la peste de 1522 y de los fallecidos por la pandemia de la Covid-19, o la creación del Caduceo de Plata, un nuevo premio que quiere homenajear la actividad comercial.

Los otros actos consistirán en la exposición “Del comercio gremial a la devoción Mariana”, comisariada por el doctor en Historia y presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, Domingo Buesa Conde, la presentación de una novela histórica basada en la Zaragoza de 1522, escrita por Luis Gonzalvo, el diseño de un cupón de la ONCE, y una cena de gala, junto a la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), “heredera de la labor que la Hermandad ejercía en sus inicios y a lo largo de su historia”, según ha señalado Estrada.

125 años desde la reanudación de la actividad 

La cofradía también celebra el 125 aniversario de la reanudación de su actividad, y es que no tienen registros entre los años 1851 y 1897, fecha en la que antiguos cofrades la volvieron a poner en marcha.

Estrada destaca, en este aspecto, la figura de Manuel Dronda Azcárraga, “un personaje muy poco conocido y que, sin embargo, es una persona muy influyente en la ciudad. Él regaló todos los terrenos para el manicomio, era el dueño del Palacio Fuenclara, el Torreón de la Zuda también lo restauró él, fue benefactor de un montón de órdenes, estaba muy implicado con el comercio… Y era el último que quedaba de la antigua hermandad”. Gracias a su afán por reunir a los comerciantes se reconstituyó la cofradía y se convirtió en una figura indispensable para la supervivencia de la Hermandad de San Joaquín.

Además, Estrada ha comentado que “también se cumplen 85 años de la creación de la Sección de la Virgen de los Dolores con la que la Hermandad comenzó a participar en las procesiones de Semana Santa”. En 1949, se fusionaron en una misma institución dando lugar a la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores, que es como se conoce hoy en día.

Print Friendly, PDF & Email