Libres, iguales y sin miedo: las mujeres tiñen Aragón de morado contra la violencia de género

La concentración ha tenido lugar en la plaza de España

Cada día más libres, más iguales, más mujeres. Y, sobre todo, cada día más valientes. Por eso peleaban este jueves un centenar de mujeres y hombres que, vestidos de morado y con pancartas que gritaban igualdad, se han concentrado en la plaza de España de Zaragoza en el Día Internacional de la Violencia Contra la Mujer. Al grito de «nos queremos vivas» y arropadas por los aplausos de todos aquellos que pasaban por allí las mujeres han desmontado esos bulos que contribuyen a la creación de una sociedad cada vez más machista.

Desde la cadena ficticia 14TV una reportera ha ido entrevistando a las asistentes y sorprendiéndose con sus respuestas. Y es que no entendía que una de las entrevistadas tachase de control las actitudes «tan románticas» de su novio que siempre le preguntaba con quién estaba, se enfadaba si no le cogía el móvil o le prohibía salir con determinados conjuntos de ropa, sobre todo si eran provocativos. La reportera también estaba desconcertada ante la existencia del feminismo «porque lo que la sociedad necesita no es machismo ni feminismo sino igualdad» y se sorprendía cuando una de las entrevistadas se quejaba de eso que llaman brecha salarial y techo de cristal… «¡Si desde hace mucho las mujeres cobran lo mismo que los hombres!».

Este teatrillo no ha sido más que una representación en forma de humor de los cientos de bulos y comentarios que contribuyen a la creación de una sociedad todavía más machista. Y desmontarlos ha sido la función de esas supuestas entrevistadas que, bajo la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza, han protagonizado el acto principal de la concentración.

Un total de 1.118 mujeres han sido asesinadas a manos de un hombre desde 2003 y más de un millón de ellas están en riesgo. «Este año Zaragoza ha tenido que lamentar el asesinato de dos mujeres y todavía nos siguen matando. Nos han quitado tanto que también han acabado quitándonos el miedo y tenemos que alzar la voz por todas aquellas que ya no pueden hacerlo», ha gritado Josefina Musulén, de la Coordinadora de Organizaciones Feministas, al inicio de la lectura del manifiesto.

Las pancartas han dado voz a los muchos presentes

«Al volver a casa quiero ser libre, no valiente», «Luchar hoy para no morir mañana» o «Nos queremos vivas, unidas y libres» rezaban algunas de las pancartas que portaban los más jóvenes, que han sido protagonistas de la concentración. «Además de seguir la lucha que llevan siguiendo durante muchas épocas las mujeres tenemos que seguir en el camino porque parece que vamos hacía atrás porque todavía nos están matando, violando, agrediendo», señalaba Elena.

«Tenemos que reivindicar unos derechos que tenemos y que son exactamente iguales que los de los hombres. Tanto los jóvenes como los adultos varones no están concienciados en esta lucha como lo podemos estar nosotras, así que tenemos que dar un empujón para ir juntos en una misma dirección», decía Marta. Unos metros más allá, Emilio decía que la lucha contra la violencia de género «es algo que lleva haciéndose mucho tiempo, pero que está oculta y por eso, ahora que todo está al alcance de nuestra mano tenemos que salir a la calle para hacernos oír».

Así, hombres, mujeres, jóvenes y mayores se han vestido este jueves de morado dispuestos a hacer historia y continuar con una lucha que, aunque no debería, todavía parece ser necesaria.

Print Friendly, PDF & Email