La reforma de la Ley Mordaza «merma» el trabajo de los Cuerpos de Seguridad del Estado

Los sindicatos policiales se han manifestado en las tres provincias aragonesas y en el resto del país

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han salido este miércoles a la calle para protestar por una reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que “merma” el trabajo del día a día de los agentes, bien sea Policía Nacional, Local, Guardia Civil o Policía Autonómica. Se trata de un proyecto de ley propuesto por el PNV, que apoyan el PSOE y Podemos y que pretende actualizar la popularmente conocida como Ley Mordaza, aprobada por el PP en 2015. Los sindicatos policiales se han manifestado en las tres provincias aragonesas y en el resto del país, frente a los edificios de Delegación del Gobierno en las respectivas Comunidades Autónomas.

“Estamos totalmente en contra de la reforma que pretende el Gobierno porque no ha contado con las organizaciones sindicales asociativas de Policía y Guardia Civil. Nosotros somos quienes desarrollamos el trabajo y tenían que ver el punto de vista desde nuestra posición, no solo desde una”, ha expresado el secretario federal de la Asociación de Guardias Civiles (AUGC) en Aragón, Marcial Álvarez, que ha actuado como portavoz de los manifestantes. Álvarez considera que esta nueva ley, la que denominan “Ley de Inseguridad Ciudadana”, “quiebra el principio de autoridad” de los Cuerpos de Seguridad, “limita la labor de los funcionarios policiales y merma la seguridad que va a recibir el ciudadano”, ha indicado.

Esta controvertida reforma, que ha levantado suspicacias en los Policías y Guardias Civiles de todo el país, comprende diversas modificaciones, como que a partir de su aprobación grabar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no conllevará sanción; las manifestaciones espontáneas no tendrían que ser comunicadas previamente; se reduce el tiempo de la detención de seis a dos horas, y será obligatorio devolver al arrestado al lugar en el que fue detenido; el atestado policial perdería la presunción de inocencia; cambiaría el material antidisturbios, eliminando las pelotas de goma por medios “menos lesivos”; evitaría los cacheos denigrantes y desnudos, o la tenencia de drogas en vía pública pasaría a ser infracción leve.

Garantizar otros medios de defensa

Álvarez ha asegurado que los agentes están “en contra de que quieren quitar las pelotas de goma en el caso de manifestaciones”. Ha matizado que lo aceptan, “pero tenemos que contar con algún medio, no lesivo como ellos llaman, para hacer frente a esas manifestaciones violentas, porque lo que no pueden pretender es que combatamos esas situaciones con una porra y un escudo en el mejor de los casos, para combatir que nos están tirando piedras o cocteles molotov”, ha expuesto.

O también, por otro lado, ha criticado el nuevo tiempo del que se dispondrá para las detenciones. “Las identificaciones se reducen de seis a dos horas. En el ámbito rural, en el que desempeña primordialmente su labor la Guardia Civil, nos vamos a encontrar con graves problemas en diversas situaciones”, ha detallado. Entre ellos, la lejanía de algunas dependencias en las que realizar las identificaciones. “Llegarán los casos en los que tengamos que dejar esa persona sin haberle podido identificar”, ha puntualizado.

En la protesta que ha tenido lugar en Zaragoza, los convocantes han leído un manifiesto que denunciaba “el hartazgo que siente la mayoría de los ciudadanos y los policías”, quienes apuestan “por la integridad de la sociedad y del Estado de Derecho”. En ese comunicado, han hecho referencia a que las agresiones a los Policías “se están disparando” y esta reforma no hace más que “dejar desprotegidos a los agentes en su trabajo diario”. Todo ello, bajo el lema “No a la España Insegura”. Las protestas continuarán este sábado en Madrid.

El PP muestra su apoyo y llama «Frankenstein» al Gobierno de Sánchez

La manifestación de Zaragoza ha reunido a una gran representación del Partido Popular. Al acto han asistido el vicesecretario general de Política Territorial del Partido Popular, Antonio González Terol; el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón; el actual presidente de la formación en Aragón, Luis María Beamonte, y el presidente de los populares en la provincia, Ramón Celma. Mientras que la delegación del PP en Teruel ha estado encabezada por el presidente de la formación, Joaquín Juste, y la alcaldesa de Teruel, Emma Buj.

La delegación del PP en Teruel ha estado encabezada por el presidente de la formación, Joaquín Juste, y la alcaldesa de Teruel, Emma Buj. Foto: PP

Para González, los héroes “han sido la Policía Nacional y la Guardia Civil que han trabajado para derrotar al terrorismo, al terrorismo que se ha convertido en yihadista, también para defender en nuestras calles, la policía local, frente a los delincuentes comunes”. Ha defendido que esta proposición de ley “pretende desproteger a los Policías Nacionales, municipales y Guardias Civiles”. “Hay dos tipos de protección, la material, que durante estos años con Sánchez y Marlaska al frente se han visto abandonados por el estado de las infraestructuras, por ejemplo; o también por haber abandonado la vía de la equiparación salarial apoyada por el PP”. Y por otro lado, “una protección jurídica, que dio desde al año 2015 la Ley de Seguridad Ciudadana”. “La nueva ley que pretende aprobar el Parlamento de este Gobierno “Frankenstein” se va a convertir en la Ley de Inseguridad Ciudadana”, ha enfatizado González Terol.

Ahora la palabra del delincuente “va a valer lo mismo que la palabra de un Policía o un Guardia Civil, se le quita a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el principio de veracidad que regía su actuación”. Asimismo, ha asegurado que el PP estaba presente en la manifestación para “exigir que se no apruebe esta ley y para adquirir un compromiso”. “Pablo Casado adquiere un compromiso con los Cuerpos de Seguridad del Estado, si esta ley sale adelante, será derogada cuando el PP llegue al Gobierno de España, y previo a todo esto, aprovechando los 89 diputados que tiene el PP, presentaremos un recurso de inconstitucionalidad si se aprueba esta Ley de Inseguridad Ciudadana”, ha asegurado.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha comentado que no es la “primera vez” que tiene que manifestarse “para apoyar a los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado”, o que no era “la primera vez que tengo que ir a las escaleras de la Jefatura Superior de Policía para apoyar a la Policía Nacional o la Guardia Civil”. “Lo he hecho en el pasado, lo hago hoy y lo seguiré haciendo tantas veces cuanto sea necesario. Y lo hago porque creo que los que nos defienden a los ciudadanos se merecen que el Gobierno de España les defienda”, ha dicho Azcón.

El primer edil zaragozano ha calificado de “inaceptable” que los agentes no cuenten con el “respaldo del Gobierno de España”, y ha creído que esta manifestación era “justa”. “No se está pidiendo por los que trabajan sólo en la seguridad, sino que se está pidiendo por todos los ciudadanos. Los sindicatos están protestando por la seguridad de los vecinos, y es la razón por la cual he querido venir a mostrar el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza”, ha apuntado Azcón.

Print Friendly, PDF & Email