La DGA habilitará otras 46 hectáreas en Malpica para atraer empresas a Zaragoza

Las dos administraciones disponen de dos parcelas de gran superficie

El Gobierno de Aragón continúa con su plan para activar suelo industrial para atraer a más empresas a la Comunidad. Al igual que hiciera la semana pasada con 175 hectáreas en el PTR, el Ejecutivo autonómico ha suscrito un protocolo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para habilitar otras 46 hectáreas en dos parcelas del polígono de Malpica, donde podrá instalarse cualquier proyecto que venga a generar empleo a Zaragoza.

Según ha explicado el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, esta tramitación apunta a ser más sencilla que la del PTR, ya que solo hay dos propietarios, el Gobierno aragonés y el Ministerio, a través del Sepes. Además, ha anunciado que varios propietarios de parcelas en el PTR han mostrado su predisposición a firmar convenios similares, lo que permitiría aportar más suelo y retrasaría ligeramente la operación. “Será una fecha semejante en las dos (antes de verano), aunque ahora tenemos que hacer convenios con otros empresarios y se puede aplazar un poco más”, ha asegurado.

Asimismo, el presidente Javier Lambán ha defendido que el “interés” del Ejecutivo “no se encuentra solo en Zaragoza”, sino que quiere “promover actuaciones” en todo el territorio. “En todos los ayuntamientos recibimos una acogida excelente, pero es obvio que también hay interés en venir a Zaragoza. Es absolutamente imprescindible impulsar suelo en Zaragoza”, ha señalado, destacando también la “gran ampliación” que se prevé lanzar en Plaza.

En concreto, las dos administraciones disponen de dos parcelas de gran superficie. En una de ellas, de cerca de 415.000 metros cuadrados, se ubica la antigua Universidad Laboral “Virgen del Pilar”, donde el Gobierno de Aragón es propietario de más de 310.000 metros cuadrados, mientras que el Sepes dispone de más de 105.000 metros cuadrados. En esta ubicación, la actividad docente se inició en octubre de 1967, pero cerró sus puertas en el verano de 1997 como consecuencia de las graves deficiencias constructivas que afectan a la mayor parte de sus edificaciones.

La segunda parcela, de una superficie superior a los 54.000 metros cuadrados, es propiedad de Sepes. Estos suelos públicos, ya urbanizados, con todos los servicios necesarios (abastecimiento, saneamiento, red eléctrica, etc.) permitirán la inmediata implantación de usos productivos.

Colaboración con el Sepes

Por otro lado, desde el Sepes se ha tendido la mano al Ejecutivo autonómico para impulsar la colaboración entre ambas instituciones de cara a la rehabilitación de edificios y el impulso de vivienda social de alquiler para jóvenes. En este sentido, el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio, David Lucas, ha recordado que los fondos Next-Generation van a aportar casi mil millones de euros para las comunidades para la construcción de pisos para jóvenes y casi 4.000 millones para la rehabilitación energética de edificios.

Print Friendly, PDF & Email