Electrodomésticos Tornos, 50 años de fidelidad y servicio a sus clientes

Antonio Tornos abrió su empresa en septiembre del año 1971. Foto: archivo familiar

Muchos seguro que aún recordarán dónde adquirieron sus primeros walkman o aquellos míticos vídeos VHS o BETA que nos permitían grabar nuestras series favoritas y ver esas películas que son, a día de hoy, todo un clásico. Dónde quedaron esos primeros móviles, de Moviline, grandes, pesados, con antena extraíble pero, sin duda, punteros. Y qué me dicen cuando descubrimos que el famoso Espinete de Barrio Sésamo no era ni blanco ni negro sino rosa, ¡qué recuerdos!

De lo que no hay duda es de que Electrodomésticos Tornos ha formado parte de las vidas de muchos de nosotros porque nos han facilitado el acceso a todos esos “productos” que han crecido con toda una generación. Aparatos que han revolucionado nuestro día a día ofreciendo las tecnologías más punteras.

Tras medio siglo, Antonio Tornos “padre”, o el “jefe” como le llaman sus hijos Antonio, Nieves y Marta, aún no se cree ese imparable ascenso de la que se ha convertido en la marca de referencia del sector electrodoméstico. “Siendo responsable de ventas en un conocido establecimiento zaragozano decidí dar el salto y abrir mi propia empresa, allá en septiembre del año 1971. Fue en la avenida de Madrid, en el número 173 del barrio de las Delicias. Mis compañeros en esta aventura fueron mi esposa y compañera de vida, Nieves, y mi sobrino Juan Antonio, como aprendiz de vendedor”, explica Antonio, emocionado al recordar a su mujer, ya desaparecida.

Antonio Tornos y su hijo, en la tienda Electrodomésticos Tornos. Foto: Gabi Orte

Ese Antonio Tornos conoció y vivió el boom de las primeras radios y teles. Pasó de vender las primeras radios a domicilio, en su propia moto, a las primeras teles en color. “Todo aquello era una novedad y una revolución para los hogares”, continúa “el jefe”.

“Eran otros tiempos. Todo era una novedad y después de cerrar la tienda aún proseguías vendiendo a domicilio. Todo el mundo te abría la puerta de su casa para recibirte”, indica sonriente. Hoy, afortunadamente, en Electrodomésticos Tornos disponen de nuevos canales de venta, “pero nuestro punto fuerte y diferencial es el servicio y atención al cliente”, continúa. La compañía siempre ha apostado por traer lo más novedoso y estar atentos a las tendencias del mercado, “pero lo más importante y diferencial es, sin duda, el servicio al cliente”.

En Electrodomésticos Tornos prima que el cliente vuelva, te recomiende y que sepa que vas a resolverle cualquier duda que surja, “todo ello con un trato profesional y cercano. Los clientes se fían y, a día de hoy, incluso te piden por teléfono una lavadora sin verla cuando se les estropea. Saben que retiramos el electrodoméstico viejo y dejamos el nuevo listo para funcionar”, asevera el creador de la marca zaragozana.

Es en 1986 cuando Antonio Tornos “hijo” toma los mandos y se incorpora al negocio familiar . Foto: Gabi Orte

La segunda generación toma el mando 

Años más tarde, tocaba el relevo generacional. Es en 1986 cuando Antonio Tornos “hijo” toma los mandos y se incorpora al negocio familiar sin olvidar los orígenes de la empresa fundada por su padre con tanto esfuerzo. Pasa a formar parte de una segunda generación que aporta al negocio “ese aire fresco que necesitaba, apostando por las nuevas tecnologías”, explica el que es también en la actualidad presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS).

“Cuando comencé, nos abrimos a los nuevos tiempos. En los años 90 fuimos uno de los primeros establecimientos en vender y dar altas de telefonía móvil así como de Canal Plus”, recuerda.

A día de hoy, los puntos fuertes para haber podido llegar a cumplir 50 años han sido “el reparto a domicilio con total disponibilidad para ayudar a nuestros clientes y el trato directo que hace que los conozcamos y que ellos confíen plenamente en nosotros”, prosigue Antonio. Y es que “la respuesta de los zaragozanos por el comercio de barrio ha sido siempre muy buena. El comercio de proximidad da vida a nuestras calles y debemos confiar en él”, aconseja.

Antonio Tornos es también el presidente de ECOS. Foto: Ramón Comet

La crisis y el gran cambio 

Pero no fue todo fácil en este camino. Electrodomésticos Tornos llegó a tener seis tiendas en la capital aragonesa: en la calle Cinco de Marzo, en Paseo Damas, en la avenida Pablo Gargallo, en Compromiso de Caspe, en Fray Julián Garcés, y en la avenida Madrid. La crisis del año 2008 supuso una reorientación del negocio y se cerraron todas ellas, excepto la primera tienda en la avenida de Madrid 173, en el corazón de Delicias.

Es en noviembre de 2014 cuando se produce el “gran cambio”. La tienda se traslada a una nueva y actual ubicación: la avenida de Madrid nº 155, y se sustituyen los tradicionales colores identificativos de la empresa, el rojo y negro, por tonos azulados y lima, dando así un aire joven y fresco acorde a los nuevos tiempos. El nuevo local, más amplio y diáfano, ha permitido ampliar las exposiciones y ofrecer al cliente un entorno más amigable y cómodo para observar y examinar todos los productos. Actualmente, la tienda sigue siendo un referente en electrodomésticos, televisión, climatización, telefonía, calderas, hornos, placas y pequeño electrodoméstico, “siempre con la profesionalidad y asesoramiento a nuestros clientes como seña de identidad”, indica Tornos.

En 2020 llega una inesperada pandemia a nuestro país, una complicada situación sanitaria que para Electrodomésticos Tornos no supuso un obstáculo. “El confinamiento no nos impidió continuar dando servicio a nuestros clientes, y después, con la limitación de aforo, empezamos a trabajar con cita previa, siempre con las distancias de seguridad que marcaba la legislación, por lo que era frecuente encontrar a nuestros clientes haciendo fila en la puerta”, manifiesta Antonio.

La plantilla de Electrodomésticos Tornos conforma una gran familia

Desde la gerencia de la compañía, no se olvidan de los magníficos trabajadores que forman parte de la plantilla Tornos. “Somos una familia y remamos en la misma dirección para satisfacer a nuestros clientes”, concluye orgulloso el cabeza visible de la empresa.

En la actualidad, en su escaparate se muestran patinetes eléctricos, smartphones, smartwatch, tablets, televisiones planas y electrodomésticos con última tecnología… E, incluso, la tienda recibe la visita de Antonio Tornos “padre”, de 88 años, que aún acude muchas mañanas a saludar a sus clientes, que ya son en su mayoría también amigos.

Print Friendly, PDF & Email