El nuevo centro de visitantes de la plaza del Pilar costará un millón de euros

centro de visitantes
El plazo de ejecución será de ocho meses

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado disponer la apertura del procedimiento de adjudicación del contrato de obras para el acondicionamiento del Centro de Recepción de Visitantes de la plaza del Pilar, para lo que se estima un presupuesto base de licitación de 999.273,43 euros (lVA incluido) y un plazo de ejecución de ocho meses. El espacio está llamado a ser “la ventana de promoción de la ciudad, un lugar moderno, funcional y accesible dónde se informe y oriente al visitante de todos los atractivos turísticos de la ciudad y a la vez le inspire para disfrutar de las experiencias que el destino le pueda ofrecer”, ha explicado la vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández.

El local a acondicionar para acoger el centro se encuentra situado en planta sótano, baja y planta primera de un edificio de viviendas de reciente construcción. El espacio cuenta con una superficie construida en planta sótano de de 203 metros cuadrados, en planta baja de 393,25 y en la planta primera de 101,65, lo que suma un total de 697,90 metros cuadrados.

Los visitantes accederán y disfrutarán de la planta intermedia o planta baja, a pie de calle, que tendrá dos accesos: el principal, desde la calle de Bayeu, y otro para el personal. Desde la entrada principal se accederá a la sala central en la que se desarrolla la mayor parte de las actividades de trato directo con los visitantes. Se ubicarán dos mostradores de información, uno de ellos adaptado a personas de movilidad reducida; una zona destinada a actividades de Aragón; una zona de descanso e infantil; una zona de realidad virtual, zonas de apoyo isquiático y zonas para expositores varios. Se plantea también una zona cenital para actividades artísticas efímeras. Perimetralmente se ubicarán las pantallas en las que se ofertan las actividades turísticas y culturales. Todo ello en una sala que está pensada desde la distribución móvil y cambiante para adaptarse según las necesidades de la temporada.

La sala central estará presidida por dos elementos que se pretende que sean característicos de este centro: un jardín vegetal y un artesonado. El jardín será un diseño bioclimático y sostenible usando la vegetación como un componente más del edificio. Mientras que el artesonado procederá de una de las casas del Marques de Ayerbe, cuya techumbre de casetones está en la actualidad en custodia en el Servicio de Talleres y Brigadas de Arquitectura. El proyecto propone instalar las techumbres renacentistas en dos puntos importantes del centro: el mayor en la sala central y el otro en el distribuidor de personal.

El resto de la planta baja se destinará a ubicar las dependencias propias de oficinas para albergar el personal de Turismo. Se conformarán tres zonas de trabajo: Información, Congresos, y Publicaciones y Contabilidad. Además del correspondiente núcleo de comunicaciones (escalera y elevador) para conectar la planta baja con la superior y la inferior se ubican en esta planta dos locales de servicios adaptados para personas con movilidad reducida, un local para reprografía y el acceso a la entreplanta de instalaciones.

Por otro lado, en el sótano se prevé desarrollar las actividades con poco acceso de personal, y se incluirán dos vestuarios, un almacén de limpieza, un archivo/almacén de documentación, una sala ambigú para el personal y una sala de reuniones para grupos o personal externo. Mientras que, en la primera planta, se situará la zona de dirección del centro con dos despachos y una sala de trabajo separados mediante mamparas de vidrio.

Asimismo, la intervención a efectuar en las fachadas viene muy condicionada por el concepto del edificio en el que se encuentra. El proyecto plantea una serie de vidrieras en las que se combinan placas de alabastro con vidrios de colores para que, desde dentro del edificio se pueda contemplar la importante arquitectura de la plaza.

Los objetivos que se pretenden alcanzar con este nuevo espacio son, entre otros, “mejorar la imagen de acogida a los usuarios en un espacio dinámico, amplio, moderno, funcional, luminoso, práctico, accesible y sostenible que incorpore las últimas innovaciones en servicios al turista”, ha asegurado Fernández, quien también ha asegurado que “permitirá prestar un servicio de atención, información y orientación a los visitantes y ciudadanos, invitando a descubrir los atractivos turísticos de la ciudad, a través de materiales audiovisuales”. Para la vicealcaldesa, “es muy importante dar a conocer toda la oferta cultural, patrimonial, cultural, gastronómica, de ocio, así como las infraestructuras de alojamiento, restaurantes, transporte, servicios turísticos, en un espacio singular y diferente, que invite a vivir y disfrutar de la ciudad”.

Desde el mismo espacio se espera poder también ofrecer servicios como la venta de material promocional, la coordinación de las visitas programadas a grupos culturales y de congresos, e incluso centralizar el teléfono turístico 902 14 20 08 y la Oficina Online.

Print Friendly, PDF & Email
centro de visitantes