Desmontan un bar de venta de droga en Huesca que también ofrecía cocaína a domicilio

FOTO: Policía Nacional

La Policía Nacional ha desmantelado un bar en Huesca conocido como punto de venta de cocaína. Los tres investigados, el dueño y dos camareros, también ofrecían el servicio de cocaína a domicilio que repartía uno de los trabajadores en bicicleta.

La investigación se inició al tener conocimiento los agentes que en dicho establecimiento se podría estar llevando a cabo la venta al menudeo de sustancias estupefacientes.

Los investigadores pudieron determinar que, efectivamente, se estaba distribuyendo cocaína en el interior de dicho bar, tanto por el propietario como por parte de los camareros. Pero, además, las ventas también se realizaban por encargo, trasladándose uno de los camareros en bicicleta para realizarlos. Este camarero continuaba asimismo el comercio de la droga desde su domicilio, realizando las transacciones.

Durante la operación los agentes averiguaron que el regente del bar había viajado a Barcelona para proveerse de mercancía, por lo que interceptaron su vehículo cuando regresaba de nuevo a Huesca. Se realizó una inspección de mismo por parte de guías caninos, indicando el perro policía que bajo el capó del coche se encontraría sustancia estupefaciente.

Los agentes solicitaron la apertura del capó, pero el investigado no pudo hacerlo manualmente. El ahora investigado había modificado el sistema de apertura, fingiendo que había sufrido un golpe con un jabalí y se había quedado averiado. Si bien, el mismo había sido intencionadamente modificado para evitar su acceso manual.

Los investigadores necesitaron desmontar desde el interior la carrocería del vehículo para poder abrir desde el interior la tapa del habitáculo del motor y localizaron un hueco practicado en el filtro de aire donde guardaba escondido un paquete que contenía 500 gramos de cocaína.

Tras este hallazgo, el juzgado autorizó el registro del bar y de los domicilios de los encartados, interviniéndose otros 47 gramos de cocaína, sustancia de corte, útiles para su distribución, así como 2700 euros. Los tres investigados, regente y dos camareros, fueron detenidos como autores de un delito contra la salud pública, siendo puestos a disposición del juez instructor, que decretó el ingreso en prisión de todos ellos.

Print Friendly, PDF & Email