Adiós, Camino de las Escaleretas

¡Ah, ilusos de nosotros! Incluso nos publicaron en Cartas al Director (la última el pasado 18 de septiembre de 2020) una, llamémosle «queja», denunciando el “acondicionamiento” que se pretendía realizar en el formidable Camino de las Escaleretas, en el cañón del río Vero, lugar declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Nada que hacer ya.

Toda la artillería necesaria ha sido ya empleada para sepultar y desfigurar lo que fue un trazado admirable a través del acantilado. Nada queda de lo que vieron y recorrieron (por sus propios medios) tanto los vecinos de Lecina como el famoso prehistoriador Antonio Beltrán cuando vio, en 1969, las pinturas de la zona. Solo espero que algún día, de alguna manera, algún tipo de justicia (no sé cuál) caiga sobre quienes han ideado, promovido, consentido y ejecutado semejante alteración y despropósito. Nada queda de conocimiento ni vergüenza en todos ellos.

Adiós, Camino de las Escaleretas que conocí.

Enrique Salamero

Print Friendly, PDF & Email