El Clínico Lozano Blesa pone en marcha el hospital de día para pacientes crónicos

El espacio realiza una actividad de unas 1.450 sesiones al año. Foto: DGA

El hospital Clínico Universitario Lozano Blesa cuenta con un nuevo espacio asistencial para el hospital de día del Paciente Crónico, una unidad destinada a la atención ambulatoria de este tipo de pacientes, ubicada en la planta primera del edificio de consultas externas. La remodelación, diseño y equipamiento de este nuevo espacio, que funcionará como hospital de día, ha sido posible gracias a la colaboración de los empleados de la plataforma logística de Inditex de Zaragoza que en las navidades pasadas organizaron un mercadillo solidario con prendas seleccionadas para recaudar fondos con los que poder financiar esta iniciativa.

La cantidad recaudada ascendió a 173.137 euros que han sido empleados en su totalidad en el desarrollo del proyecto “Mejora de la experiencia del paciente crónico complejo”, que surgió con el objetivo de personalizar y humanizar el entorno y dotar de nuevo equipamiento más confortable y ergonómico a los espacios donde van a ser atendidos este tipo de pacientes. “La unidad de crónicos complejos es una apuesta de Aragón que atiende a más de 5.000 pacientes, 1.000 en esta área sanitaria y dispone de unos espacios donde estos pacientes se sientan confortables y podemos atenderlos en su día a día en aquellas facetas de su asistencia que requieran hospitalización por horas”, ha explicado la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

Y es que, por lo general, la avanzada edad, sus pluripatologías y dificultades de movilidad, requieren de unas instalaciones especialmente diseñadas y adecuadas a sus condiciones de base para una mejor asistencia y confort, así como el de sus familiares y de los propios profesionales sanitarios, gracias al uso de zonas abiertas, acristaladas, con paso de luz natural y uso de materiales y colores neutros. “Es muy importante para nosotros disponer de estos espacios donde estas personas, que generalmente son mayores y vulnerables, con déficit de movilidad y que probablemente tengan dificultades para su asistencia diaria, es muy importante que tengamos esta unidad para que los espacios sean más amables, eliminemos barreras arquitectónicas y podamos atenderles de la mejor manera”, ha incidido Repollés.

La zona remodelada ocupa una extensión de unos 110 metros cuadrados, donde se han eliminado todas las barreras arquitectónicas. Los espacios se distribuyen en una zona de recepción con mostrador, un despacho de consulta y seis sillones de tratamiento, incluyendo la posibilidad de realizarlo en la modalidad de aislamiento. También se ha dotado de tomas de vacío y oxígeno, dos baños, uno de ellos asistido, armarios de almacenamiento que permiten mantener la sintonía relajante del entorno y un equipamiento clínico completo con ecógrafo, electrocardiógrafo, carro de emergencia y tres monitores telemáticos de constantes.

El gerente del hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, José Ignacio Barrasa, ha valorado que este nuevo espacio supone “un cambio muy trascendente”, y que, de hecho, la unidad “ha surgido por la evolución de la asistencia de estos últimos años, con el aumento de los enfermos crónicos”. Barrasa ha recordado la trayectoria de esta unidad en el centro sanitario, que empezó a trabajar en la planta 13 del hospital “con una unidad parecida”, tuvo que ser reubicada por la Covid-19, “y ahora hemos creado una unidad específica para este tipo de enfermos que se va a destinar fundamentalmente a dos actividades, poner tratamientos complejos de uso hospitalario, y como punto de contacto para coordinar la atención a los pacientes crónicos entre Atención Primaria y Atención Especializada”, ha explicado.

Una unidad transversal

El Hospital de Día del Paciente Crónico, liderado y coordinada por el Servicio de Medicina Interna, se configura como una unidad asistencial con carácter transversal a toda el área médica, que tiene como misión principal la de prestar a los pacientes crónicos y con necesidades complejas de salud una asistencia ambulatoria especializada de carácter integral, efectiva y segura acorde con sus necesidades y expectativas de salud, manteniendo el mayor grado posible de autonomía personal y de integración en su entorno y socio-familiar. Según ha informado Barrasa, actualmente el servicio está compuesto por dos enfermeras y el área de Medicina Interna.

De este modo, se pretende evitar ingresos innecesarios a estos pacientes y servirá como punto de referencia y apoyo para los centros de atención primaria para la aplicación de procedimientos diagnóstico-terapéuticos de uso hospitalario en régimen ambulatorio, así como para la administración de medicación de alta complejidad o uso hospitalario a pacientes crónicos de otros servicios de atención especializada como Neumología, Reumatología, Aparato Digestivo, Alergología, Neurología, Cirugía y Endocrinología.

El Hospital de Día del Crónico Complejo funciona actualmente en horario de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 horas y realiza una actividad de unas 1.450 sesiones al año (transfusiones, infusión de hierro, etc) sobre un total de unos 350 pacientes atendidos. En el futuro y, teniendo en cuenta las posibilidades de estas magníficas instalaciones recién estrenadas, se ofertará una mayor amplitud de horarios para satisfacer con plenitud los objetivos asistenciales para la que ha sido concebida.

Print Friendly, PDF & Email