Un manifestante contra el toque de queda se enfrenta a seis años de cárcel por incendiar una papelera

Los hechos ocurrieron a raíz de una manifestación convocada para el 30 de octubre de 2020, cuatro días después de que el Gobierno de España impusiese el toque de queda

Un hombre que participó en una manifestación en Zaragoza contra el toque de queda en octubre del 2020 podría ser enviado seis años a prisión por quemar una papelera, lanzar un patinete contra policías y acabar forcejeando con un agente cuando iba a ser detenido.

Los hechos ocurrieron a raíz de una manifestación convocada para el 30 de octubre de 2020, cuatro días después de que el Gobierno de España impusiese el toque de queda en todo el territorio del país. Unas 80 personas se congregaron en la plaza de España de Zaragoza para mostrar su rechazo contra la limitación de movilidad nocturna.

Esa noche, la Policía Nacional detuvo a cinco personas por desórdenes. Uno de ellos, este hombre, que responde a las iniciales D.P.M. El acusado ya tiene una sentencia condenatoria por delitos de desobediencia a la autoridad y por un ilícito de lesiones en ese mismo año en el mes de abril.

Según explica la Fiscalía en el escrito de acusación, D.P.M. prendió fuego a una bolsa y la metió en una papelera para que se incendiara. Rápidamente, un camarero de un bar cercano evitó que el fuego no fuera a más y sofocó el conato de llamas. Minutos más tarde, el mismo hombre lanzó varios patinetes contras los agentes sin llegar a alcanzarlos. Después, según defiende el fiscal, prendió fuego también a unos cartones colocados en el quiosco de la plaza de España para terminar quemando una papelera próxima a la Diputación de Zaragoza.

La Policía fue tras él para su detención y D.P.M, según explica el escrito, forcejeó con un agente hasta que fue reducido. El agente, según el Fiscal, tuvo que solicitar la baja durante seis días por una tendinitis en la mano izquierda.

Por estos hechos, el fiscal pide para él seis años de prisión por los delitos de desórdenes públicos, incendio, resistencia a los agentes y lesiones. La defensa, ejercida por la letrada María Jesús Alfambra, pide para su cliente la absolución de todos los cargos. El juicio se celebrará este martes en la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email