La España despoblada se reúne este martes en Galicia para exigir un nuevo sistema de financiación

El Edificio Pignatelli acogió hace tres años una cita similar con seis presidentes autonómicos

Los presidentes de ocho comunidades autónomas de la España despoblada se reunirán este martes en Santiago de Compostela para exigir un nuevo sistema de financiación acorde al coste de los servicios. Después de tener que aplazar este encuentro por ligeras discrepancias, los representantes de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja y Aragón buscarán un frente común que demande en Madrid una mejora de sus condiciones para afrontar los crecientes costes de sanidad, educación y derechos sociales.

A la cita acudirá el presidente de Aragón, Javier Lambán, tres años después de acoger una cita similar en el Edificio Pignatelli, que sirvió para abordar un frente común que inste al Consejo de Política Fiscal y Financiera a que aborde el sistema de financiación de las comunidades a partir de un consenso «multilateral», es decir, que tenga en cuenta las particularidades de todas las Administraciones afectadas.

En este sentido, estas ocho regiones defienden un modelo de financiación “que implica un nuevo modelo de país, donde los derechos y obligaciones sean las mismas para todos”, ha asegurado Lambán. “La financiación de los servicios debe ser la misma para todos, y, para ello, es fundamental que se tenga en cuenta lo que cuesta prestar los servicios. En Aragón, que es una comunidad con una bajísima densidad de población y bastante envejecida, el coste de los servicios por persona es mucho más elevado que en comunidades más jóvenes o con densidad más alta”, ha expuesto.

Así, según las cuentas “hechas a vuelta pluma” por el Ejecutivo autonómico, a Aragón le harían falta entre 400 y 600 millones de euros “para tener resueltos los problemas de financiación de servicios”, aunque “seguirían sin resolver otro tipo de problemas como son los relacionados con la inversión”. “En una comunidad tan grande y extensa geográficamente también tiene costes suplementarios. Hay muchos kilómetros de carreteras e infraestructuras, y eso requiere atenciones presupuestarias, que en este momento podemos satisfacer de una manera manifiestamente insuficiente”, ha afirmado Lambán.

En global, para que hubiera una revisión que “más o menos satisficiera a todos”, desde el Gobierno aragonés calculan que serían necesarios “no menos de 18.000 millones de euros” inyectados por el Estado. “Igual que al Estado se le va desbocando el gasto de pensiones, pero lo está cubriendo, el resto de los pilares, que son la sanidad, la educación y los servicios sociales, tienen el mismo problema, pero mientras el Gobierno de España tiene instrumentos legales y económicos para hacer frente al problema, las comunidades no tenemos ni dinero ni instrumentos fiscales”, ha señalado Lambán.

Print Friendly, PDF & Email