Casademont Zaragoza vuelve a quedarse a las puertas de la victoria en Santiago (87-82)

Lo intentó el bloque rojillo, aunque no le alcanzó al final para alzarse con la victoria

El Casademont Zaragoza no pudo dar la victoria a su «marea roja» en Santiago (87-82), donde contó con el apoyado de 150 aficionados en las gradas. Tras un primer cuarto de color gallego, con 32 puntos encajados por el equipo de Ponsarnau, el segundo fue demoledor y dejó un 9-23 de parcial que le llevó en ventaja al descanso. En la segunda parte, lo intentó el bloque rojillo, en un trámite siempre parejo, aunque no le alcanzó al final para alzarse con la victoria antes del parón por las ventanas de selecciones.

Birutis arrancó el choque sumando y Mobley respondió desde el triple en la primer ventaja aragonesa de la tarde. Los gallegos se fueron a sumar desde el triple y mantenerse en ventaja. Mobley sumó los 8 puntos del empate en el marcador. La lucha era cerrada, con Hlinason luchando en el suelo por un balón o San Miguel unido al triple pero relevado enseguida tras su segunda falta mediado el tramo. Los errores no forzados en rojo abrieron un 18-10 que Hlinason palmeó y recortó. Okoye también sumo la segunda falta y Wazcynski le rotó. Mobley tiró de casta en el triple para arrimar pero Birutis por dentro y Robertson de 3 estiró la ventaja local que apostó al 6.75 (4 de 6) para cerrar el tramo 32-19.

Casademont Zaragoza cambió por completo la inercia en el segundo tramo. Javi García tomó las riendas con Font y Vanwijn para tejer el primer arreón (34-29), con Vanwijn decisivo, recortando el marcador y forzando el tiempo de Moncho Fernández. Thompson y Waczynski acercaron en el 0-14 de parcial. Obradoiro erraba en el triple (0/7) lo que anotó en el primero, con los ajustes de Casademont Zaragoza. La remontada zaragozana, impulsados por la «marea roja» seguía viento en popa. Mobley siguió aferrado a la efectividad en el triple, además asistió a Hlinason para un mate y, finalmente, Radoncic culminó la remontada dejando al descanso un elocuente 41-42.

Tras la pausa, San Miguel volvió a dirigir al equipo y el choque transitó igualado con ventaja de un lado al otro. Zurbriggen y Robertson fiaban la suerte de Obradoiro al triple y Casademont en las salidas. Birutis era la referencia interior gallega para mantener la ventaja local pero el triple de Okoye y otra contra de Mobley para un 2+1 (20 puntos) e igualar a 55 el asunto. En este encuentro de parciales, volvió Vanwijn para sumar hasta que el tramo concluyó 68-61.

El cuarto decisivo estaba reñido. Okoye sacó un 3+1 en el inicio para el 68-65 y dar otra forma al trámite, igual que Waczynski en la persecución para escalar al 70-68. Birutis cometió la cuarta y Casademont aprovechó para salir en contras y Obradoiro tirar de triple y de media distancia y obligar a Ponsarnau parar el choque, 77-70 a 4 del final. Mobley y Thompson remaron desde el 4,60 al 77-73 a 2 de la bocina. Anotaron ambos, Sipahi robó una bola con Birutis de regreso a la cancha. Erró Casademont el tiro, acertó Hobbes en el triple, como Okoye, y dejar el 82-78 a 28 segundos. Una antideportiva a Sipahi a 21 segundos dejó con los libres y la canasta posterior para firmar 87-82.

Print Friendly, PDF & Email