Los salones de juego planean instalar controles faciales para evitar la entrada de autoprohibidos

Los sistemas controlarán el paso en los salones de juego // Foto: Laura Trives

Los salones de juegos aragoneses quieren instalar un sistema de reconocimiento facial biométrico que les permita, entre otras cosas, tener un control de acceso que prohíba la entrada a menores y personas autoprohibidas en sus establecimientos. Aunque esta medida se va a proponer al Gobierno de Aragón, la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), va más allá y consideran que con este sistema se podrían instalar salones de juego sin respetar la actual ley que distancia de seguridad de los centros educativos.

El Gobierno de Aragón permite la autoprohibición de entrada a personas que hayan desarrollado adición al juego. Si este sistema prospera, los datos de autoprohibidos se guardarían en la máquina que permitiría o denegaría según tus rasgos biométricos.

“Es 100% seguro, no se puede colar nadie, no puede haber falsificaciones de DNI ni entrar con el DNI de otra persona. Garantiza tanto a las empresas como a las personas de colectivos vulnerables que puedan estar autoprohibidos y que sientan la debilidad de poder entrar, no podrán entrar bajo ningún concepto”, ha defendido el presidente de AESA, José Antonio Rubio.

Desde el sector pretenden que este nuevo método se añada a la Ley del Juego que el Gobierno de Aragón está tramitando. Además, afirman que, con este control biométrico facial, podría modificarse la normativa de establecer un salón de juego a menos de 300 metros de un centro educativo. “Da igual la distancia si tienes un método 100% seguro para impedir la entrada de la persona que no pueda entrar”, ha añadido Rubio.

“Estos sistemas es imposible aplicarlos, por ejemplo, en Loterías y Apuestas del Estado, quioscos de la ONCE o apuestas online. Queremos dar seguridad y confianza de que no se puede entrar si eres menor o estás inscrito en el registro de autoprohibidos”, ha continuado el presidente.

El director de operaciones de Picmatic, empresa que produce estos sistemas, Borja Ruiz, cree que esta inversión supondrá 10.000 euros para el empresario de estos negocios pero que “se podría amortizar en un mes”.

Print Friendly, PDF & Email