CHA Zaragoza mantiene firme su «histórica» posición: una nueva Romareda en el mismo emplazamiento

Bernal ha considerado fundamental que exista "consenso político y de los ciudadanos"

Chunta Aragonesista ha dado a conocer este jueves su propuesta para la construcción o la reforma del estadio de fútbol de Zaragoza, La Romareda. Las preferencias de CHA continúan siendo las mismas que las de hace 20 años, es decir, cuando estando en la oposición rechazaron el proyecto del nuevo estadio en Valdespartera, por su cambio de ubicación y la financiación del proyecto con la construcción de 1.000 viviendas de lujo. Así lo ha asegurado el presidente de CHA Zaragoza, Chuaquín Bernal, quien ha confirmado al mismo tiempo que la opción de su formación solo pasa por construir un nuevo estadio «en el actual emplazamiento».

Esas es una de las «líneas rojas» de CHA, además de que siempre tendrá que ser un complejo de titularidad municipal, al igual que defendió Podemos. Bernal ha mostrado «preocupación» porque ninguno de los partidos de la corporación municipal «ha descartado por ahora cambiar la ubicación del estadio», haciendo referencia al mismo tiempo al «folio en blanco» que se presentó en el Debate de la Ciudad, el cual «tiene tinta invisible». Bernal ha considerado fundamental que exista «consenso político y de los ciudadanos, que son favorables a mantener la ubicación». En este sentido, el presidente de CHA Zaragoza ha informado de que han lanzado una encuesta a través de Change.org para que los vecinos de la ciudad opinen si quieren un nuevo recinto en la actual Romareda.

Bernal también ha explicado los «cuatro ejes» en los que se basa la propuesta aragonesista. Uno de ellos es la «comodidad». El actual o futuro estadio, de permanecer en su ubicación, «está muy bien ubicado, con hoteles y restaurantes próximos y donde la mayoría de las personas van a pie», ha detallado Bernal. Otro de los imprescindibles para CHA es el concepto de «movilidad». «El estadio está al lado del tercer cinturón, con miles de plazas de aparcamiento, con el tranvía en la puerta y donde en caso de emergencia está garantizada la asistencia rápida», ha recalcado el presidente de CHA en la capital aragonesa. También ha señalado la sostenibilidad como uno de esos ejes y que mantener el emplazamiento actual posibilita un proyecto «más rápido y barato para las arcas públicas».

Financiación colectiva

Sobre la financiación del proyecto del nuevo estadio de fútbol, Chuaquín Bernal ha expresado que es necesario «sentar a todos los agentes implicados», aunque una «mayor parte» debería asumirla el Ayuntamiento de Zaragoza. No obstante, ha apuntado que la apuesta de CHA es que, tanto el Gobierno de Aragón como la DPZ, el Real Zaragoza y el Gobierno de España, tienen que estar implicados en la construcción del nuevo estadio. En el caso del Gobierno central, Bernal ha explicado que se debe a la «posibilidad de albergar el Mundial de 2030 entre España y Portugal, del que Zaragoza debe ser una sede y no debe descolgarse».

Eso sí, el líder de CHA en la capital aragonesa ha dejado claro que se debe «evitar la especulación urbanística» y no se pueden «repetir errores que se han producido en la ciudad». «Llevamos 60 años haciendo parches en La Romareda, para el Mundial del 82, para que el Real Zaragoza jugase competiciones europeas… Los aficionados tienen ganas de pasar página», ha incidido.

Bernal, asimismo, ha lanzado la idea de que el aforo del estadio debería subir a los 50.000 espectadores y ha echado la vista atrás recordando proyectos de reforma que nunca se llevaron a cabo. «El proyecto aprobado en 2003 llamado Lamela tiene que estar en algún cajón, no se si se podría desempolvar y poner encima de la mesa, ese proyecto ya incluía placas fotovoltaicas para la cubierta, como ha hecho San Mamés», ha puntualizado, al mismo tiempo que ha recordado que el proyecto «fue paralizado el mismo día que las máquinas entraban para iniciar las obras». La responsable, una denuncia del PP y del PAR.

Print Friendly, PDF & Email