Cae una red de explotación sexual que obligaba a mujeres chinas a realizar masajes con «final feliz»

La investigación se encuentra bajo secreto de sumario

Ocho personas han sido detenidas por obligar presuntamente a mujeres de nacionalidad china a ejercer la prostitución en pisos en Zaragoza en los que se ofrecía como tapadera masajes y depilación. Los arrestados, que todavía no han pasado a disposición judicial, traían a estas mujeres a España con la promesa de una vida mejor. Sin embargo, al llegar al país eran obligadas a realizar prácticas sexuales.

La investigación, en secreto de sumario, terminó con la detención este martes de los ocho presuntos explotadores sexuales. Las mujeres eran recluidas en pisos y exponían a través de Internet publicidad donde ofrecían masajes con opción, ofrecida más tarde, de realizar el conocido «final feliz».

Las mujeres venían a España con la promesa de una mejor vida. Una vez aquí, eran obligadas a realizar prácticas sexuales que rondaban los 30 euros el masaje más diez por el conocido «final feliz». La investigación continúa y no se descartan más detenidos.

Print Friendly, PDF & Email