Tumban a una narco banda que operaba en Teruel y Zaragoza e intervienen once kilos de cocaína

Material incautado en la operación Chacal

Agentes de la Policía Nacional de Teruel y Zaragoza han trabajado de forma conjunta para tumbar una organización criminal que distribuía cocaína en Aragón, aunque también contaba con presencia en Cataluña. La operación se ha saldado con la detención de trece personas y con la incautación de once kilogramos de cocaína transportada en las denominadas “caletas”, furgonetas preparadas con falsos fondos para transportar la droga y otros materiales. Esta operación, denominada Chacal, ha constituido como una de las mayores incautaciones de droga en Aragón en los últimos años.

La investigación se inició el pasado mes de enero al tener conocimiento la brigada de Policía Judicial de Teruel de que en la capital turolense se podría estar realizando una actividad de tráfico de drogas relacionada con una red de narcotráfico a media escala a nivel nacional, compuesta en su mayor parte por ciudadanos originarios de la República Dominicana. De forma paralela el Grupo Iº de Estupefacientes de Zaragoza se encontraba investigando a una organización criminal asentada en la capital aragonesa dedicada a la comercialización de cocaína que al parecer proveía de esta sustancia al grupo criminal investigado por Teruel, por lo que se determinó trabajar de forma conjunta iniciándose así la denominada operación Chacal.

La investigación fue avanzando, determinando el modus operandi utilizado por sus miembros y logrando la plena identificación de todos ellos, no solo de la parte afincada en Teruel y en Zaragoza si también de individuos afincados en Cataluña.

Gracias a una ardua y minuciosa investigación, a finales del pasado mes de octubre se detectó por parte del Grupo Iº de Estupefacientes de Zaragoza un viaje a Madrid de los cabecillas de la organización de Zaragoza y de Cataluña, para proveerse de una importante cantidad de droga.

El pasado 28 de octubre, tres de los investigados emprendieron el trayecto de vuelta a Zaragoza conduciendo dos furgonetas “caletas” que fueron interceptadas por los agentes a su llegada a la capital aragonesa. Los agentes los detuvieron como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal e interviniendo los vehículos a fin de ser debidamente registrados.

Seguidamente se procedió a la detención del resto de los miembros de la organización, así como a efectuar las correspondientes diligencias de entradas y registros, lográndose la incautación de 150 gramos de cocaína, sustancia adulterante, nueve vehículos, prensas mecánicas para el compactado de la droga, múltiples balanzas de precisión, envasadoras, armas de fuego simuladas, así como diversos efectos para la elaboración, adulteración y distribución de la sustancia estupefaciente (alambres, recortes plásticos…) 8.000 euros en efectivo, etc…

Los agentes policiales realizaron registros domiciliarios en Zaragoza, Blanes (Gerona), Lloret de Mar (Gerona) y Tordera (Barcelona).

El pasado 3 de noviembre componentes del Grupo Iº de Estupefacientes de Zaragoza, apoyados por el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) localizaron más de once kilogramos de cocaína en un doble fondo de una de las furgonetas que se había utilizado por los detenidos en el desplazamiento a Madrid.

El grupo desarticulado contaba con un alto grado de especialización y distribución de tareas, abarcando desde los proveedores de la droga, las personas dedicadas a su ocultación, así como los traficantes que se dedicarían al menudeo, vendiendo dicha droga a los consumidores finales.

También destacaba la extraordinaria capacidad logística para ocultación de la cocaína, al contar con una amplia red de pisos y garajes donde se movían de unos a otros, dificultando que fueran detectados en las posibles vigilancias policiales. Además, la organización contaba con una flota de vehículos con habitáculos muy sofisticados, conocidos en el argot policial como “caletas”, situados en diversos lugares de los vehículos como en los respaldos de los asientos traseros, guantera o dobles fondos de los suelos de las furgonetas, siendo prácticamente indetectables ante cualquier control o registro policial que se le realizara.

La operación Chacal constituye una de las mayores incautaciones de esta sustancia en la Comunidad de Aragón de los últimos años.

Las investigaciones han sido llevadas por el Grupo 1º de Estupefacientes de la Udyco Aragón, conjuntamente con la Brigada Provincial de Policía Judicial de Teruel. De la Instrucción judicial de la investigación ha entendido el titular del Juzgado de Instrucción número tres de Teruel, quien decretó la prisión de la totalidad de los detenidos.

Print Friendly, PDF & Email