Teruel contará con un tercer ascensor y una red de carriles bici para conectar los barrios rurales

El proyecto del ascensor servirá para salvar un desnivel de 30 metros y conectará el barrio del Carmen con la plaza del Seminario

La ciudad de Teruel contará con un tercer ascensor público que una el barrio del Carmen y el Casco Histórico y con una red de caminos ciclables que conecten los barrios rurales con el centro. Ambos proyectos se incluirán en el programa de ayudas a las comunidades autónomas para la transformación digital y sostenible del transporte, financiado por la Unión Europea. De esta forma, el Gobierno de Aragón recibirá los fondos que trasladará al Ayuntamiento de la ciudad para que se realicen las obras.

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soros ha recordado que es una oportunidad única para afrontar proyectos a corto plazo que, con presupuestos ordinarios, se habrían dilatado en el tiempo. A su juicio, la colaboración entre las instituciones es “fundamental” para aprovechar la oportunidad de dar un cambio a la movilidad urbana.

En el caso del ascensor, va a suponer una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y favorecerá la movilidad peatonal. Con la red de carriles bici, se potencia la movilidad activa y saludable y se reduce la necesidad de uso de vehículo privado. El consejero ha destacado que la creación de una vía segura para las bicicletas es el primer paso para modificar los hábitos de movilidad de la ciudadanía. Además, esta red servirá como elemento de ocio y de deporte.

El presupuesto total de ambas actuaciones suma más de tres millones de euros, a los que habrá que añadir el IVA correspondiente, que se financiará al 50% entre el Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón. Los términos del acuerdo de colaboración se establecerán con el Ayuntamiento a través de un convenio que se está ultimando en estos momentos. Los fondos europeos se incorporarán en las próximas semanas al departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda y es necesario que todas las actuaciones estén licitadas en marzo de 2023 y adjudicadas antes del 31 de diciembre de 2023. Para Soro, el hecho de que Teruel cuente con estos dos proyectos ya maduros es “una garantía que nos asegura que vamos a poder gastar los fondos recibidos”.

La conexión de los barrios rurales con el centro urbano a través de carriles bici y andadores tiene un presupuesto de 1.211.577 euros (sin IVA) e incluirá el acondicionamiento de caminos y creación de áreas de descanso, un sistema de señalización, aceras en los tramos contiguos a las carreteras en las que no se puedan hacer vías de servicio, alumbrado en la avenida Zaragoza, vados hormigonados en zonas de rambla y la construcción de tres pasarelas, dos sobre el río Alfambra y una sobre el Turia.

La inversión servirá para unir el centro histórico con los barrios rurales, la urbanización de la carretera de San Blas, el polígono Los Hostales y el polígono La Paz. La previsión es que esta red se lleve a cabo en dos fases. En estos momentos, los proyectos se encuentran en fase de redacción con el objetivo de que la primera fase se pueda licitar en la primavera de 2022. El plazo de ejecución de las obras es hasta el 31 de diciembre de 2025 si bien se confía en que la red completa pueda estar lista en 2024.

Acceso mecánico entre el barrio del Carmen y el centro histórico

Por su parte, el proyecto del ascensor servirá para salvar un desnivel de 30 metros y conectará el barrio del Carmen con la plaza del Seminario y se podrá realizar una parada intermedia en la cuesta de la Andaquilla. José Luis Soro ha explicado la importancia de este proyecto para la ciudad de Teruel y ha señalado que es preciso aprovechar estos fondos para poner un proyecto cuya tramitación ya está avanzada y que se puede licitar a corto plazo. Este proyecto tiene un presupuesto de ejecución de 1.833.252 euros (sin IVA, 2.218.236 con IVA).

Teruel cuenta ya con otros dos ascensores públicos en la ciudad. Se trata de una infraestructura muy utilizada y que cuenta con una gran aceptación. Se instalarán dos ascensores a los que se accederá desde la calle Bajo los Arcos a través de un túnel de 25,5 metros de longitud. El diseño de esta infraestructura de transporte vertical se ha concebido para generar poco impacto visual ni monumental en esta zona histórica de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email