El Ayuntamiento de Huesca abre un expediente disciplinario a la bombera que interrumpió el pleno

Las tensiones continúan entre bomberos y el Consistorio

La lucha entre el Ayuntamiento de Huesca y los trabajadores del parque de bomberos no parece aflojar. El pasado 20 de octubre, los trabajadores se manifestaban a las puertas de la casa consistorial a la misma hora a la que se celebraba uno de los plenos ordinarios, para denunciar la “mala situación” que están viviendo en el parque. Al inicio de la sesión, varios protestantes entraron a la sala e interrumpieron el pleno tirando prendas de ropa y cascos por el suelo. Ahora, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha resuelto en un decreto la apertura de un expediente disciplinario a una bombera que se encontraba en el grupo de trabajadores que entró al pleno y señaló a los concejales diciendo que «ellos lo hacen, pero los demás calláis».

Tras esta decisión del alcalde, los bomberos de la ciudad han vuelto a denunciar la gestión del PSOE, que según explican en un comunicado, “no solo no da soluciones, sino que está empeorando la situación”, y que las decisiones que está tomando son mas propias “de un partido autoritario y son claramente lesivas para los derechos de los trabajadores y trabajadoras del servicio”.

“El último decreto es de fecha 15 de noviembre y en él el alcalde resuelve incoar un expediente disciplinario a una trabajadora del servicio por, tal y como se cita en el propio decreto, haber interrumpido el pleno durante una duración aproximada de treinta y cinco segundos, pleno al que fueron numerosos los trabajadores del servicio que accedieron en el momento en el que se les dijo que se permitía la audiencia pública (según consta en el decreto no habían transcurrido más de tres minutos) y desconociendo que la sesión ya había empezado sin estar presente el alcalde, que no quiso presentarse en el pleno hasta estar seguro de que los bomberos habían abandonado la casa consistorial”, señalan los bomberos en su comunicado.

Además, en su protesta añaden otros asuntos que también se suman a la “mala situación” que denuncian. “A la negativa de aceptar la renuncia de la persona que desempeña las funciones de Jefe del Servicio, se ha sumado el decreto que obliga a otra compañera a asumir funciones de un puesto de superior categoría en contra de su voluntad, y sin responder siquiera a las alegaciones presentadas”, explican. Mientras tanto, el resto de bomberos y oficiales del Speis se ven obligados “a realizar todas las horas extras que sean necesarias para llegar a los mínimos que marca la ley, cuando hace meses que hay una oposición finalizada y no comienza nuevo personal a trabajar porque no han sido capaces de gestionar el curso de formación ni la adquisición de los Epis de trabajo”, añaden

Asimismo, también denuncian la falta de un camión forestal, ya que en el 2013 se “jubiló” el vehículo con el que se atendían los incendios forestales. Por entonces ese vehículo contaba con 26 años de antigüedad y se retiró de la circulación a nivel nacional por presentar serias deficiencias a nivel de seguridad en la lucha contra incendios forestales, “llegándose a producir en otras administraciones accidentes mortales que afectaron a bomberos” señalan los trabajadores. “Desde entonces el ayuntamiento ha sido incapaz de adquirir otro y ha intentado tapar la carencia con vehículos cedidos, primero por la comarca y luego por la DPH, sin que ninguno haya dado el resultado esperado, ni por sus características ni por su estado, dejándonos actualmente en el comienzo de época de quemas de nuevo sin ningún vehículo para trabajar” finalizan.

Con todos los argumentos presentados, y en mitad de la lucha entre Ayuntamiento y bomberos, los trabajadores han querido finalizar su comunicado anunciando que su lucha “va a continuar, pese a las amenazas y pese a los decretos, seguiremos denunciando las mentiras de un partido que de socialista y obrero no tiene nada”.

Print Friendly, PDF & Email