La defensa de Magaña afirma que aportarán pruebas en los próximos días que certifiquen su inocencia

El concejal se encuentra ingresado en un hospital de Zaragoza por una afección cardiaca

La defensa de Ignacio Magaña, acusado de un delito de violencia machista por su pareja, ha afirmado que en los próximos días presentará ante el juzgado pruebas que certificarán la inocencia del concejal socialista. Su abogado, Carlos Fuertes Iglesias, pide que se respete su presunción de inocencia en lo que considera “un juicio paralelo” ante una persona “que aún no ha podido tomar declaración por su estado de salud”.

Ignacio Magaña ha difundido un comunicado en el que ha “negado categóricamente” todos los hechos y en el que ha anunciado que dejaba varios cargos orgánicos del PSOE, así como su cese de la militancia. Sin embargo, ha decidido mantener su acta de concejal del Ayuntamiento de Zaragoza.

“Esta denuncia no responde a la realidad en ningún extremo y tenemos plena confianza a través de la instrucción de que se van a poder valorar todos los elementos y dirimir las afirmaciones de la denunciante que tendrán que ser probadas”, ha continuado el abogado de Magaña.

Fuertes Iglesias considera que se ha realizado “una suerte de juicio paralelo” en el que “se ha apresurado todo el mundo a exigir responsabilidades a una persona que solo ha sido denunciada y que no ha podido prestar declaración por su estado de salud”. El concejal socialista se encuentra ahora ingresado en un hospital zaragozano por una afección cardiaca.

El letrado defiende que se ha acordado la prohibición de aproximarse y comunicarse con la presunta víctima como “manera provisional y exclusivamente por una situación contingente” y apunta que no se ha hecho “porque haya visto algún indicio o porque se haya probado algún hecho delictivo”. También ha anunciado que están valorando presentar recurso por ello.

“Los próximos días habrá aportación de pruebas y la investigación avanzará y se esclarecerán muchos elementos”. Ha pedido “máxima cautela” al estar juzgándose los hechos y que estos tendrán que ser valorados “en el proceso judicial no en la opinión pública”.

Print Friendly, PDF & Email