El Congreso Aragonés de Atención Primaria concluye que su situación es “agónica”

El 34º Congreso Aragonés de Atención Primaria ha sido clausurado este sábado en Zaragoza.

“La situación de la Atención Primaria aragonesa es agónica”. Esta es la primera conclusión del 34º Congreso Aragonés de Atención Primaria que ha sido clausurado este sábado en Zaragoza, con la presencia del director gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal. Por ello, los profesionales plantean “medidas urgentes para paliar la situación: crear una Gerencia única, aumentar el presupuesto destinado a esta especialidad, actualizar el mapa sanitario, implementar mejoras tecnológicas, disminuir la labor burocrática de las consultas y reconocer la figura del médico de familia”. Medidas que han plasmado en un documento de 34 propuestas urgentes que han dirigido al Gobierno de Aragón.

La cita organizada por los sindicatos de Médicos de Atención Primaria de Aragón (Fasamet y CESM Aragón), la más veterana y prestigiosa de la especialidad, ha analizado la situación actual y ha abordado 70 trabajos de investigación con las comunicaciones y posters presentados, 20 actividades técnicas, con siete aulas formativas, dos mesas de debate, cinco talleres y cuatro sesiones para MIR, que han reunido a más de 300 profesionales. El lema de esta edición ha sido “Atención Primaria: una medicina humanista y de calidad”.

Las conclusiones del Congreso alertan también de que se han registrado ya este año 304 agresiones a sanitarios y han aumentado con respecto a los dos años anteriores: “Esta lacra debe de contar con el reproche de toda la sociedad y el apoyo del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón”, han afirmado. Otras conclusiones inciden en cuestiones médicas como el control de la psicosis, las enfermedades autoinmunes, el tratamiento de la diabetes o EPOC. “Una actitud combativa ante los fenómenos vitales de las personas como el dolor, la enfermedad, la discapacidad, o los cuidados compasivos al final de la vida está en la idiosincrasia del médico de familia” es la última conclusión del Congreso.

En su discurso durante la clausura, el presidente de Fasamet y del sindicato de Médicos de Atención Primaria de Aragón, Leandro Catalán, ha insistido en la necesidad de que el Gobierno de Aragón atienda las demandas de los profesionales. “Después de dos años de pandemia, han aflorado numerosos problemas en los Equipos de Atención Primaria que deben solucionarse lo antes posible”.

Según Catalán, “la Atención Primaria ha sido el pilar principal para poder controlar los casos de la Covid-19; más del 80 % se han llevado desde los centros de salud; sin desmerecer el trabajo de los compañeros de Hospitales y del 061 que también han sufrido mucho en las distintas olas que hemos padecido. La Administración debería saber valorar el trabajo de Primaria”.

“Dada la situación crítica que tenemos, hemos presentado un Proyecto de medidas urgentes para aplicar en las Atención Primaria, consta de 34 medidas concretas muchas de ellas sencillas de aplicar. Confiamos en que el Departamento de Sanidad y el Servicio Aragonés de Salud nos cite pronto para estudiar y analizar las propuestas. Hace unos meses ya presentamos otro documento basado la “Organización para mejorar y adaptar las agendas de los MAP en Aragón: medidas propuestas”, que duerme en los cajones del departamento”, ha lamentado.

Catalán ha recordado algunas mejoras en las retribuciones de los sanitarios pactadas con el Gobierno de Aragón pero ha advertido: “Nuestras condiciones laborales y retributivas siguen siendo insuficientes y mejorables; nuestra comunidad autónoma debe estar a la misma altura que otras para evitar entre otras cosas las fugas de profesionales”.

También ha querido trasladar al director gerente del Salud “el malestar que hay entre los médicos de familia y pediatras por la tardanza en resolverse el actual concurso de traslados, privando a todos los participantes del legítimo derecho del personal fijo a mejorar su puesto de trabajo e incumpliendo el acuerdo firmado, en materia de traslados, que contempla la convocatoria anual, en el mes de abril y su resolución en el mes de octubre. Aún se está a tiempo de enmendar la situación”.

Print Friendly, PDF & Email