Los bomberos forestales «incendian» Zaragoza para reclamar la revisión de sus condiciones laborales

Los bomberos forestales han recorrido las calles de Zaragoza este viernes

Los bomberos forestales de Sarga y las BRIF de Daroca han salido de nuevo a las calles de Zaragoza este viernes para reivindicar, tras el parón por la pandemia, que el colectivo merece una revisión y modificación de sus responsabilidades laborales y la categoría que atesoran en estos momentos en su contrato laboral, que no es la de bombero forestal. Más de un centenar de personas a golpe de pala, con el sonido de las motosierras y sus cánticos, han recorrido Zaragoza este viernes desde las 19.00 horas partiendo desde la plaza San Miguel, atravesando el Coso y la calle Alfonso para finalizar en la plaza del Pilar, frente al edificio de Delegación del Gobierno.

Antes, por la mañana, el secretario de CGT en la empresa pública Sarga, David Blanco, había vuelto a denunciar que el colectivo afectado continúa sin tener “categoría de bomberos forestales, seguimos sin estar contratados al 100% y sin una categoría acorde al trabajo que realizamos”. Blanco ha criticado que el Gobierno de Aragón ha “gastado mucho dinero” en actualizar “una imagen que se ha quedado en la foto”. “Ni tenemos esos monos que salían en los anuncios ni nada de lo que había ahí”, ha incidido Blanco, quien ha recalcado que lo que sí que siguen teniendo es “precariedad, una medida de diez meses al año trabajados y contrataciones al 20%”.

El responsable del sindicato CGT en la empresa pública ha insistido en que sus contratos laborales marcan que en Aragón están contratados “como peones de la caza y de la pesca, o los conductores de los camiones de bomberos, como transportistas de más de 3.500 kilógramos”. “Es una pena que, a día de hoy, esta denuncia que venimos realizando desde hace más de diez años, no se nos haya escuchado”, ha resaltado. En este sentido, también ha enfatizado la “falta de formación” que recibe el colectivo. “Se nos ha utilizado para Filomena, para palear en algún pueblo, y encima sin tener ninguna formación. La formación cada año es más precaria, tanto en incendios como en las competencias que a veces nos dan sin tener material para acudir de manera segura. Se les llena la boca prometiendo muchas cosas que nunca llegan”, ha lamentado.

Más de un centenar de personas se han movilizado en Zaragoza

Esas contingencias a las que han tenido que hacer frente este curso por el temporal de Filomena, son uno de los motivos que más enfada al colectivo. Han asegurado que por supuesto no tienen problema en ayudar, pero que esa competencia no aparece en su obligación laboral. “Las competencias de bomberos forestales son cuatro, reconocidas en un principio serían las de incendios forestales, pero el problema viene con las contingencias, que no se nos reconocen, pero se nos utiliza para ello. La problemática existe y no se soluciona porque nadie se sienta a hablar con nosotros”, ha asegurado Jorge Farled, de las BRIF de Daroca.

Farled, además, ha criticado que son un colectivo que están en el foco de todos, incluso de políticos, cuando actúan, pero nadie se acuerda de ellos cuando pasa el verano. “El problema lo tenemos tanto con la clase política como con la patronal. En verano esa clase política se acerca a nosotros para darnos la mano, apoyo, mandarnos mensajes de sois los mejores, gracias por salvar, por hacer, pero después de verano somos totalmente olvidados”, ha aseverado.

El futuro de Sarga, en el aire

La plantilla de Sarga no confía en estos momentos en poder llegar a un acuerdo lo antes posible. La falta de la figura del consejero en la empresa hace difícil que las condiciones laborales puedan revisarse. “Ahora mismo hay un vacío en ese puesto y no sabemos muy bien el futuro de la empresa pública Sarga. Referente a lo que se espera de una negociación de convenio, mientras que el Gobierno de Aragón no ponga el dinero suficiente para trabajar durante todo el año, es muy difícil que se pueda negociar la categoría de bombero forestal, la formación, trabajar todo el año, el 100% de contratación”.

“Hay mejoras que requieren un aumento del presupuesto en prevención y extinción de incendios forestales, y eso tiene que salir de los políticos. Mientras que los políticos no quieran, nos es imposible trabajar todo el año”, ha añadido Blanco.

Asimismo, la última orden sobre prevención y extinción de incendios que fue emitida por la DGA no ha terminado de convencer al colectivo, que reclama un “mayor contenido”. “Hay problemas de entendimiento entre la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal, y la Consejería de Medio Ambiente porque son de distinto partido. Si se firman órdenes vacías, es difícil que el operativo tenga unas directrices claras. Es una mejora, pero tiene que tener contenido”, ha reiterado David Blanco.

Print Friendly, PDF & Email