El Ayuntamiento se reunirá con los trabajadores de la zona azul para buscar soluciones al convenio

Los trabajadores de Z+M llevan concentrándose varias semanas en la plaza del Pilar

El Ayuntamiento de Zaragoza se reunirá el próximo lunes 22 de noviembre con el comité de trabajadores de la empresa Z+M, encargada de la gestión de la zona azul de la ciudad, para tratar de buscar una solución al bloqueo que sufre el convenio colectivo. Así lo ha hecho saber la presidenta del comité, Graciela Martín, este viernes en la protesta que los trabajadores han llevado a cabo de nuevo frente al ayuntamiento de la ciudad. «Por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, nosotros les enviamos un correo explicando el seguimiento de la huelga, para que lo tuvieran en cuenta a la hora de la facturación de la empresa, es decir, para que les descontasen nuestra huelga, y nos han convocado para el día 22», ha explicado Martín.

Los trabajadores, en palabras de Martín, no tienen la confianza plena de poder sacar conclusiones positivas del encuentro, pero aseguran que les gustaría «que tuviera repercusión en el convenio», ha afirmado la presidenta del comité.

Los trabajadores de Z+M llevan concentrándose varias semanas en la plaza del Pilar, y lo seguirá haciendo todos los viernes a las 12.00 horas y en el mismo lugar. El objetivo del comité es conseguir acordar «un convenio justo que nos permita vivir dignamente, porque la empresa está en una actitud de no querer negociar». «La estamos intentando obligar a negociar, pero cada vez viene con propuestas más bajas, se niega en redondo a asegurarnos el IPC como mínimo, y estamos hartos de trabajar de gratis», ha denunciado Martín. Además, la representante de los empleados ha confirmado que todavía no han sido compensados por el ERTE que sufrieron el año pasado debido a la pandemia, y que ahora incluso no tienen «subida de salario».

El sueldo es el eje fundamental sobre el que gira la reclamación de la plantilla de Z+M, pero también incluyen otras «cuestiones sociales». Sin embargo, la respuesta es la misma. «Ya que no querían pagar, que nos atendiesen a cuestiones sociales para mejorar el convenio, y tampoco quieren», ha añadido. Ante las peticiones laborales de la plantilla y su rechazo por parte de la compañía, Martín ha asegurado que los empleados están «hartos del trato que nos da esta empresa». «Nos da un trato poco digno y creemos que se nos ríe en la cara. Estamos trabajando como siempre pese a las dificultades, el material viejo, y la empresa no responde al trabajo de la plantilla», ha aseverado.

Print Friendly, PDF & Email