Cuba reabre fronteras al turismo internacional

Músico en las calles de La Habana, Cuba
Músico en las calles de La Habana, Cuba, fotografía a través de Unsplash

Cuba reabrirá las fronteras a los viajeros extranjeros a partir del próximo 15 de noviembre y eliminará el requisito de cuarentena. La noticia anunciada durante las últimas semanas por Juan Carlos García Granda, ministro de Turismo de Cuba, significa un alivio para el sector turístico, una de las mayores fuentes de ingresos de la isla. Según el ministro, la reapertura será escalonada con un aumento progresivo del número de vuelos y visitantes internacionales.

La noticia también se ha recibido bien en nuestro territorio teniendo en cuenta la importancia de Cuba entre el empresariado aragonés, especialmente en los sectores turístico y de servicios. Así pues, quienes quieran visitar el país podrán hacerlo en breve, pero no sin antes solicitar un visado.

Tipos de visado para viajar a Cuba y requisitos

Hay dos variantes del visado para Cuba: el visado rosa y el visado verde. En la mayoría de los casos se puede viajar con un visado verde, el rosa solo se requiere si se entra en el país en crucero o se vuela desde Estados Unidos a Cuba. La única diferencia se encuentra en el precio, siendo el visado rosa más caro que el verde, ya que los requisitos y el periodo de validez son exactamente los mismos. Una de las condiciones para poder solicitar el visado es que el pasaporte que se utilice para ello debe tener una validez mínima de 7 meses en el momento de la llegada a Cuba. No se puede trabajar en la isla caribeña con un visado de turista, que también se debe solicitar para los menores. La validez del visado es de 30 días y comienza en el momento de la llegada. Una vez en Cuba, el visado puede prorrogarse una vez por otros 30 días.

A diferencia de otros países, el visado para Cuba no es una autorización de viaje digital, sino una tarjeta en papel que debe rellenarse personalmente. Sin embargo, esta también se puede solicitar por internet a fin de ahorrar una visita a la Embajada de Cuba en Madrid o los consulados generales de Barcelona, Madrid, Santiago de Compostela, Sevilla o Las Palmas. La tarjeta consta de dos partes, que se deben rellenar con la nacionalidad, nombre, apellido, fecha de nacimiento y número de pasaporte del solicitante. Es de suma importancia asegurarse de que todos los datos introducidos se corresponden completamente con los del pasaporte, ya que cualquier error o el uso del número de un pasaporte caducado invalida el visado. Al llegar a Cuba, se arranca una de las partes; la otra se debe mostrar a la salida, por lo que hay que guardarla durante todo el viaje para poder salir del país sin problemas.

Print Friendly, PDF & Email
Músico en las calles de La Habana, Cuba