Dos policías nacionales salvan a una mujer que se estaba atragantado en un restaurante de Zaragoza

Dos agentes de la Policía Nacional, uno de ellos destinado en la VI UIP con sede en Pamplona y otro perteneciente a la Brigada de Seguridad Ciudadana de Zaragoza salvaron el pasado martes día 9 de noviembre a una mujer que se había atragantado en el restaurante Condado de Aragón sito en el camino de los Molinos.

Los hechos ocurrieron al mediodía, cuando ambos compañeros y amigos se encontraban comiendo en el restaurante y de repente observaron un alboroto en una mesa cercana. Siete de las ocho mujeres del grupo se levantaron para prestar auxilio a una de ellas, ya que al parecer se había atragantado con un trozo de carne mientras comía.

Los dos agentes no dudaron en dirigirse a ellas y al ver que la señora, que no podía hablar por la asfixia, se encontraba ya en estado cianótico practicándole con determinación y rapidez la maniobra de Heimlich hasta conseguir hacerle expulsar el trozo de alimento que le obstruía las vías aéreas.

Tras la estabilización de la afectada y comprobar que se encontraba fuera de peligro, los comensales agradecieron a los dos varones su rápida y vital actuación. Fue en ese instante cuando fueron preguntados por su profesión, momento en el que se identificaron como miembros de la Policía Nacional.

Además, la labor humanitaria de urgencia del policía destinado en Pamplona no acaba ahí.
Hace aproximadamente dos semanas, mientras estaba disfrutando de una ruta en moto junto a tres amigos por una zona rural muy poco transitada del monte de Navarra observó que un automóvil estaba volcado en una acequia.

El conductor, un joven de 18 años, tenía clavada la columna de dirección en el pecho y todo el rostro ensangrentado, ya que la luna del parabrisas se había fracturado en su cabeza tras el duro impacto.

El agente no dudó tampoco en esta ocasión en prestarle auxilio, sacando el botiquín de emergencias que siempre porta consigo y avisar a los servicios sanitarios con la ubicación exacta del lugar.

Al tratarse de un lugar de difícil acceso y apenas transitado, el joven fue evacuado por el helicóptero del Servicio Sanitario del Gobierno de Navarra. Una vez en el centro hospitalario, le fueron cosidas las heridas del rostro con 50 puntos de sutura.

Por último, reseñar que este mismo agente prestó servicio en Afganistán desde septiembre de 2020 hasta enero de 2021, guardando a fecha de hoy una estrecha relación con el grupo de afganos que fueron rescatados.

Se da la circunstancia de que todos ellos han sido acogidos en zonas de residencia relativamente próximas a la suya, por lo que su labor humanitaria continúa. Han sido varias las colectas de ropa y alimentos que ha gestionado, por lo que a día de hoy el lazo entre el colectivo y el agente va mucho más allá de lo profesional.

Print Friendly, PDF & Email