La única caballeriza del siglo XVI que perdura en Zaragoza está en este emblemático lugar

La actual Maestranza fue la casa de Miguel Donlope

Aunque ahora coches y motos circulen por las carreteras creando una estampa habitual en Zaragoza, hubo un tiempo en el que si uno quería recorrer largas distancias (eso sí, siempre que fuera noble) lo hacía en un carruaje tirado por caballos, yeguas y mulas. Por eso, es muy probable que las casas del Casco histórico de la ciudad contasen con caballerizas. Verlas en la actualidad no será fácil y es que la mayoría han desaparecido, pero si uno pasea hasta el centro de la ciudad podrá ver unas intactas del siglo XVI en un edificio único: la sede de la Real Maestranza de Caballería.

La que fue la casa de Miguel Donlope, uno de los mejores juristas de Zaragoza con una gran posición económica y social, es la actual sede de la Real Maestranza, y su caballeriza ha llegado hasta nuestros días con un excepcional estado de conservación. Todo es original a excepción del acceso (existía una rampa muy empinada que fue sustituida por una escalera) y de un arco que da acceso al segundo espacio de las dependencias.

A través de esas escaleras descendemos alrededor de unos tres metros y medio y llegamos a las caballerizas, divididas en tres espacios que como comenta el asesor histórico, Armando Serrano, «podían tener diferentes usos». «El primer espacio podría ser la zona de las yeguas, el segundo espacio, que es el más amplio, era donde estaban las mulas y, en último lugar, una zona todavía pendiente de adecuación donde estaba el caballo del señor», reconoce.

En origen existía una rampa muy empinada que fue sustituida por esta escalera

Donlope y su casa

Aunque a simple vista la Real Maestranza pueda parecer un majestuoso palacio la realidad es que el término palacio solo se emplea cuando hacemos referencia o al palacio del rey (Palacio de La Aljafería) o al palacio de la iglesia (Palacio arzobispal); por lo tanto, la actual Maestranza fue la casa de Miguel Donlope.

Donlope nació en Montmesa (Huesca) y estudió tanto Derecho canónico como civil. Cuando concluyó sus estudios se trasladó a Zaragoza y aquí comenzó a trabajar en uno de los bufetes más prestigiosos de la ciudad. Donlope ha pasado a la historia como uno de los mejores juristas de la ciudad e, incluso, el Concejo lo contrató para representar a Zaragoza en las Cortes.

Tuvo gran posición política y también económica, muestra de ello es la casa que mandó construir en el conocido barrio de La Seo. Una casa muy próxima a la catedral, al Palacio arzobispal o al edificio de la Diputación del Reino, la milla de oro política y religiosa. Esta casa, culminada en 1542, se conoce como uno de los primeros edificios de arquitectura civil en el que se ve plenamente el estilo renacentista: hay gusto en las formas y en él trabajaron los mejores.

Orden de Caballeros y Real Maestranza 

Como ya hemos comentado, esta casa es la sede de la Real Maestranza. Podríamos ubicar el origen de esta institución a finales del siglo XII con una sucesión de organizaciones, pero el punto de arranque lo situamos en 1505 cuando Fernando el Católico crea la cofradía de Infanzones de San Jorge.

Esta fue una de las instituciones con mayor peso político en los grandes acontecimientos históricos de la ciudad. Participaron en las Alteraciones de Zaragoza en 1591 o durante el estallido de los Sitios. Tras sus diferentes servicios a la ciudad, el monarca Fernando VII ascendió a esta cofradía al rango de Maestranza en 1819 siendo la última en creación después de las de Ronda, Sevilla, Granada y Valencia.

Son las únicas caballerizas que se conservan y es la única casa que muestra cómo era la vida de una familia zaragozana en el siglo XVI

Esta orden tenía su sede en el edificio de la Diputación del Reino que fue volado durante el Segundo Sitio, por lo que se vieron obligados a buscar una nueva sede. Pidieron asilo en diferentes lugares, como la iglesia de Santa Isabel de Portugal o en las casas del Concejo, pero en todas fueron rechazados. Finalmente, hacia 1840, la familia Jordán de Urriés, propietarios de la casa de Donlope, alquilaron una planta hasta que en 1912 la orden de la Maestranza compró el palacio.

La Real Maestranza era un cuerpo de caballería de élite que creaba el monarca cuando no había ejércitos profesionales. Ahora, claro, su función no es la misma, aunque los 310 miembros que la componen siguen siendo absolutamente monárquicos, pues le deben una gran lealtad a la corona.

Ahora, los miembros de la Maestranza de Zaragoza tienen una función primordial: la del mantenimiento de su sede actual a través de mejoras continuas que permiten que esta imponente vivienda se mantenga casi como fue un tiempo atrás.

Y si alguien se pregunta cómo se puede acceder a la Real Maestranza, es tan sencillo como demostrar la hidalguía de sus cuatro primeros apellidos; esto es, que alguno de tus antepasados haya sido reconocido como hidalgo por el Rey, las Cortes, o el Justicia de Aragón. «No es raro si nos ponemos a analizar cualquier apellido común ahora que encontremos un antepasado que en su momento tuviese hidalguía, lo complicado es hacer la relación para demostrarlo», reconoce Armando Serrano.

Print Friendly, PDF & Email