El presidente de la DGA apuesta por un pacto energético común para un Aragón “autosuficiente”

Debate sobre el estado de la Comunidad. FOTO: Cortes de Aragón

Promover un gran acuerdo que implique a promotores y representantes del territorio para procurar que la energía generada con el viento y el sol de Aragón se consuma en la propia Comunidad. De esta manera, se abarataría el precio para el consumo doméstico y para los usos del entramado productivo. Así lo ha expresado el presidente aragonés, Javier Lambán, para quien adaptar las instalaciones dedicadas a las energías renovables a las necesidades y vocaciones de los ayuntamientos implicados resulta fundamental. En este sentido, las comunidades energéticas locales “pueden ser un elemento clave para alcanzar esos objetivos, que pueden resumirse en la aspiración de que nuestra región se autoabastezca dotándose de un modelo energético propio”.

Durante su comparecencia en el Debate sobre el estado de la Comunidad, el líder del Ejecutivo autonómico se ha remontado a la situación con la que se encontraron a su llegada a la DGA en 2015. “Las inversiones estaban paralizadas y sometidas a un abandono total”, ha recordado, antes de hacer hincapié en las dos decisiones adoptadas.

Por un lado, el impulso a un decreto en agosto de 2016 que permitió dar cumplimiento a las más de 35 sentencias desfavorables contra las adjudicaciones de parques eólicos, desbloqueando y regulando el sector. Por otra parte, la aprobación en febrero de 2017 de una serie de criterios interpretativos para conceder la Declaración de Interés Autonómico a inversiones en materia de energías renovables. “Este nuevo marco regulatorio autonómico permitió atraer un gran número de los proyectos beneficiados en las subastas estatales de energía renovable, habiéndonos convertido en el territorio más demandando por los promotores”, ha remarcado.

Pese a ello, Lambán también ha reconocido los problemas y dificultades que están produciéndose en ciertas zonas del territorio en relación con los parques. “Esta cuestión exige un importante esfuerzo de diálogo. Creemos que el uso de la energía debe planificarse correctamente para beneficiar a nuestra Comunidad en la mayor medida posible”, ha continuado.

Así, ha enfatizado la necesidad de aspirar a un Aragón cada vez más “social y verde”, para lo cual tienen que establecerse medidas para combatir los efectos del cambio climático. “Aragón ya pagó un alto precio con el cierre de la industria minera y térmica del carbón, del que espera resarcirse con el Plan Miner, el convenio de Transición Justa y la adjudicación del Nodo de Andorra”, ha recalcado. Precisamente, y para dar cuenta de “la prioridad que este Gobierno viene otorgando a la lucha contra el cambio climático”, ha comentado la decisión de nombrar un Comisionado “exclusivamente” dedicado a impulsar la Agenda 2030, “algo que está haciendo desde 2018 con mucho esfuerzo y acierto”.

Apoyo relevante de los MRR

Ante este panorama, el presidente aragonés ha insistido en la relevancia que supone el apoyo de los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), que ayudan para avanzar hacia ese modelo de un “Aragón social, verde y digital” en el que tanto incide el ejeano. “Los MRR vienen a reforzar los servicios públicos que realizan nuestras políticas de igualdad, consolidan nuestra apuesta por la sostenibilidad y la digitalización y dan más fuerza si cabe a nuestros sectores estratégicos”, ha explicado, relacionando estos sectores como “los diez formidables motores de nuestra economía que nos harán crecer en los próximos años por encima de la media española y que nos permitirán crear mucho empleo de calidad”.

Importancia de la financiación autonómica

De todos modos, a juicio de Lambán, de no producirse una mejora sustancial en la financiación autonómica, pocos proyectos podrán acometerse. “Las comunidades se abocan a la inviabilidad”, ha manifestado, considerando que una mejor financiación es “la mejor arma para luchar contra la despoblación”. El recién reelegido secretario general del PSOE Aragón ha distinguido que este será un proceso “largo y difícil”, motivo por el que la unidad política y social de la Comunidad resultará “imprescindible para culminarlo con éxito”.

No obstante, ha querido aclarar que su “apuesta aragonesista” es compatible y complementaria con “un sentimiento claro de pertenencia a ese gran proyecto nacional que es España y de una decisión clara de participar en la conformación de la voluntad política nacional”. Aquí se ha dirigido al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, con el que “hemos luchado codo con codo contra la pandemia, valorando muy positivamente medidas como los ERTE, los créditos ICO o la gestión de los fondos europeos”.

En última instancia, ha añadido que, para que Aragón siga avanzando al ritmo de las últimas décadas, es imprescindible hacerlo “profundizando en el autogobierno”. Para ello, se antoja vital superar los sectarismos ideológicos y entender Aragón como un proyecto común. “Los grandes pactos que nos aseguren el éxito como Comunidad no serán posibles si no es en torno a nuestro Estatuto de Autonomía”, ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email