La DGA confía en aprobar la nueva Directriz Especial del Paisaje en otoño de 2022

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ha reconocido que "cualquier proyecto que tenga incidencia territorial se verá condicionado"

El Gobierno autonómico continúa con la senda de la Política Demográfica y el Observatorio y fidelizando las convocatorias de ayudas del Fondo de Cohesión Territorial. Además, en los últimos meses viene afrontando la redacción de una Directriz del Paisaje de Aragón, con el principal propósito de generar un reconocimiento jurídico con una nueva norma. Tal y como ha transmitido el director general de Ordenación del Territorio, José Manuel Salvador, se espera que el texto definitivo sea elevado al Consejo de Gobierno para aprobar la propia Directriz en torno a otoño de 2022.

Entre las motivaciones para elaborar la Directriz del Paisaje, se encuentra la posibilidad de dar cumplimiento a los objetivos territoriales insertos en la Estrategia de Ordenación Territorial de Aragón (EOTA) en materia de paisaje, desarrollar el Convenio Europeo del Paisaje, potenciar el valor paisajístico como recurso económico, incentivar la importancia patrimonial e identitaria del paisaje en los habitantes o transformar el paisaje a corto plazo.

La EOTA recoge el modelo territorial de Aragón en forma de objetivos y estrategias sobre cada uno de los ejes sobre los que se debe pivotar el desarrollo territorial de la Comunidad. Dentro de sus ejes, uno de los básicos radica en valorar y mejorar la aportación del escenario vital y del patrimonio territorial a la calidad de vida, con especial atención al paisaje. Por otro lado, se pretende fomentar la protección, gestión y ordenación de los paisajes, destacando su papel como factor de calidad de vida en la totalidad del territorio, y como integrante de la identidad cultural.

Contenido de la Directriz 

La Directriz Especial del Paisaje engloba cinco contenidos diferenciados, pero complementarios a su vez. Por una parte, en lo referente al desarrollo del Convenio Europeo del Paisaje, se busca establecer propuestas específicas de sensibilización, formación y educación, identificación y calificación, objetivos de calidad paisajística y aplicación. En este sentido, también se incorporará un programa para preparar Mapas Urbanos de Paisaje y para elaborar manuales de integración paisajística de los diferentes proyectos.

En segundo lugar, se quiere integrar el paisaje en los planeamientos territoriales, urbanísticos y sectoriales, marcando la Directriz del Paisaje las pautas para la redacción de las determinaciones de los Planes Generales de Ordenación Urbana en materia paisajística. También se aboga por establecer medidas compensatorias de la pérdida de calidad del paisaje dada su constante modificación, tanto por los agentes naturales como por la intervención humana. Por este motivo, los estudios de impacto paisajístico se plantearán como documentos de obligado cumplimiento para ciertas actividades. Se trata de hacer efectiva y concreta la normativa que ya existe sobre el tratamiento del paisaje.

La Directriz Especial explorará fórmulas que permitan compensar la pérdida de calidad -en caso de que se produzca- con medidas alternativas que actúen sobre elementos del paisaje de las unidades perjudicadas a través de su protección, restauración… En este punto, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ha reconocido que «cualquier proyecto que tenga incidencia territorial se verá condicionado», antes de añadir que los cuatro socios del cuatripartito «tenemos claro que hay que apostar por las renovables, pero sin perjudicar la conservación del paisaje».

Otro de los contenidos se basa en la integración del paisaje urbano y periurbano en el planeamiento urbanístico porque, tal y como ha subrayado Soro, “el paisaje es cualquier parte de la región, ya sea urbana o rural”. “La planificación urbanística deberá incorporar análisis paisajísticos en los Planes Generales y se podrán proponer metodologías para elaborar Mapas de Paisaje urbanos”, ha destacado.

En último término, en aras de promocionar el paisaje aragonés, se apuesta por la sensibilización, formación y educación en materia de paisaje, señas de identidad paisajísticas del territorio, los pueblos “más bonitos” de la Comunidad, itinerarios de interés, red de miradores, complementariedad de las redes de itinerarios y miradores, protección de los paisajes culturales tradicionales y paisajes del agua.

Procedimiento de la norma 

Por su parte, José Manuel Salvador ha esbozado cómo se procederá a impulsar la Directriz Especial del Paisaje. El pasado 26 de octubre el Consejo de Gobierno acordó la tramitación de la norma, previa consulta pública en la web. Para finales de 2021 está previsto el primer borrador del texto de la Directriz. En primavera de 2022 se abrirá nuevamente a información pública y las entidades vinculadas podrán presentar alegaciones al texto en el trámite de audiencias. “Antes de verano de 2022 esperamos tener desarrollado el texto final, y elevarlo al Consejo de Gobierno para su aprobación en torno a otoño de 2022”, ha concluido el director general de Ordenación del Territorio.

Print Friendly, PDF & Email