La Lonja de Zaragoza descubre la historia de los tondos o medallones de su exterior en un libro

En los tondos o medallones destaca la presencia de mujeres ciudadanas

Construida entre los años 1541 y 1551, la Lonja de Zaragoza se ha alzado siempre como uno de los grandes emblemas de la ciudad, siendo además la sede civil destinada a las actividades económicas. Ahora, sin embargo, el Ayuntamiento de la capital aragonesa ha sacado adelante este libro «La Lonja de Zaragoza. Reyes y ciudadanos» que va más allá e indaga también, entre otras cosas, en la importancia de la decoración que se aprecia en su exterior.

«En la fachada hay un total de 153 figuras representadas, pero no solo son reyes o personalidades de relevancia, también son ciudadanos, entre los que destacan los comerciantes, pero también hay mujeres», ha destacado la doctora en Historia del arte de la Universidad de Zaragoza y autora del libro, Carmen Gómez.

La idea es que este libro pueda poner en valor y en conocimiento de todos los ciudadanos la historia y evolución de la Lonja de Zaragoza. Por ello, en él se habla además de los diferentes usos y fases de este emblemático edificio, sobre la importancia de estas figuras donde también aparecerían Carlos V o los tres arzobispos de Aragón, entre otros.

«Hay alguna fuente en la época que también explica la importancia tremenda que tiene en esa condición de ciudadano la mujer o las mujeres, porque les permiten tener una familia, unos hijos, tener una casa y unos criados. Y, de alguna forma, las mujeres eran las encargadas de que cada una de las partes de la familia cumpliera con su función. De ahí su importancia en los tondos», ha concretado Gómez.

La publicación, que contiene datos sobre el punto de vista arquitectónico, urbanístico y social de la Lonja de Zaragoza, se complementa además con un vídeo que también recoge todos estos detalles y que ya se puede consultar a través de la web municipal.

Print Friendly, PDF & Email