Descubrir al «hater»: un Among Us para luchar por erradicar el discurso de odio

Es un juego de cartas que consta de sus cartas y su tablero, y puede jugarse presencialmente o de forma online

El confinamiento domiciliario, provocado por la aparición de la Covid-19, estuvo marcado, sin duda, por el mediático juego del Among Us, si no que pregunten a los más jóvenes. Un proyecto de entretenimiento basado en el juego de rol que vuelve a salir a la luz gracias al Gobierno de Aragón. Lo hace con un fin especial, el de erradicar el discurso de odio de la sociedad y encontrar al verdadero impostor, el «hater». Este lunes se ha presentado el juego Actitud Hateblocker en el centro de formación profesional Los Enlaces, una iniciativa que se enmarca en el proyecto global de la DGA «Hateblockers», en el que también colaboran el Instituto Aragonés de Juventud (IAJ) y las direcciones generales de Gobierno Abierto e Innovación Social, y la de Inmigración y Cooperación.

El director general de Gobierno Abierto e Innovación Social, Raúl Oliván, ha explicado que la iniciativa «Hateblockers» promueve alternativas narrativas «al odio en Internet», porque la red es el espacio «donde están socializando muchos jóvenes, están aprendiendo a participar, a politizarse, y las redes sociales generan muchas oportunidades y beneficios, pero también muchas amenazas». Oliván ha expresado que los algoritmos que predominan en Internet «hacen que prevalezcan las opiniones más radicales», una situación que deriva en problemas de convivencia y de violencia. Violencia que, por otro lado, «va precedida de palabras de odio», ha insistido el director general.

Actitud Hateblocker «pretende que los jóvenes reflexionen en torno a lo que es el odio, la tolerancia, la convivencia, a través de un sistema gamificado, donde tienen que interpretar diferentes roles, el rol de internauta, el de hater y el de la nutria», ha detallado Oliván. Una dinámica basada en el Among Us y en la que «hay que pillar al hater, y a través de una serie de dilemas reflexionar sobre ello».

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de la DGA, María Victoria Broto, ha resaltado la importancia de esta nueva herramienta pedagógica porque «los discursos de odio tienen el campo abonado si una sociedad no se detiene a reflexionar, da por buenas mentiras sin cuestionarlas y permite, con esta actitud, que avancen los radicalismos». En esta línea, ha subrayado la importancia del «compromiso de todos y la implicación y formación de los más jóvenes para atajar esta realidad y combatirla desde dentro, desde las redes sociales y desde los ámbitos en los que se mueve la juventud».

En este contexto, Broto ha destacado que este nuevo juego sirve para «poner una herramienta más para erradicar ese discurso» ya que, ha considerado, «es muy importante que eduquemos a toda la sociedad en un discurso de la convivencia en el que planteemos la igualdad o los derechos de todas las personas». «Es muy importante que trabajemos en ese sentido, y lo hacemos desde todos los puntos de vista», ha añadido la consejera.

Juego de cartas

Este juego de cartas (que consta de sus cartas y su tablero y que puede jugarse presencialmente o de forma online) es una herramienta pedagógica destinada a centros educativos, asociaciones y espacios juveniles para fomentar la reflexión de la juventud sobre la difusión del discurso de odio y las fake news en Internet.

Tras la presentación oficial, se ha realizado un taller con el alumnado del instituto dirigido por Manuel Rodríguez, coordinador de «Hateblockers» y uno de los autores de la metodología. De este modo, y como si del famoso juego Among Us se tratase, equipos de estudiantes han tenido que descubrir si –sin saberlo- mantenían actitudes «hater» dentro del grupo. Tras haber probado el juego, se ha realizado un pequeño debate sobre sus impresiones acerca de los peligros de las redes sociales.

En la web https://hateblockers.es/web hay disponibles una serie de recursos comunicativos como un metabuscador de fact checking y materiales gráficos para ayudar a quienes quieren hacer resistencia activa contra la discriminación en las redes sociales.

 

Print Friendly, PDF & Email