El Huesca se mete en problemas tras sumar tres puntos de los últimos 15

El Huesca volvió a caer en casa ante el Leganés. Foto: S.D.H.

Volvió a caer la Sociedad Deportiva Huesca y los problemas comienzan a aparecer en las filas azulgranas. Este viernes fue el Leganés -que llevaba siete partidos consecutivos sin ganar- quien asaltó el estadio del Alcoraz para llevarse los tres puntos. Los oscenses apenas han logrado hacerse con tres de los últimos quince puntos en juego y ya están en la zona baja de la tabla.

Lazar Randelovic y Borja Garcés asestaron los dos mazazos a los azulgranas. El primero de ellos lo hizo a costa de una “delicatessen” dentro del área en el minuto 63. Recibió, picó la pelota por encima de Andrés y el balón entró en la portería. Falló gravemente Jorge Pulido aquí, porque rompía el fuera de juego y convertía en legal el gol. El de Garcés fue vistosamente más sencillo, pero puso la sentencia a un Huesca que no despega.

El problema estuvo en las áreas. Hubo tramos del partido donde el Huesca fue mejor que su rival, pero prácticamente en ningún momento generó peligro real. De hecho, su opción más clara vino precedida de una salida en falso de Asier Riesgo que dejaba a Ferreiro para rematar a puerta vacía. Sin embargo, el cuero se perdió por el lateral de la red. Sí que lo hizo el Leganés, que supo aprovechar las únicas dos que tuvo y se llevó el partido.

En estas circunstancias, la Sociedad Deportiva Huesca empieza a ser un equipo preocupante. Apenas ha logrado sumar tres puntos en cinco partidos, con quince en juego, y una sola victoria en más de un mes. El equipo, que copa un lugar entre los más altos presupuestos, se ha acercado peligrosamente a la zona baja de la tabla.

Aparece aquí la figura del nuevo míster, Xisco Muñoz, que hasta ahora no ha caído de pie. Dos empates y una victoria en los tres duelos que ha estado al frente del conjunto altoaragonés. Tras la salida de Nacho Ambriz, los oscenses no han mejorado y su bagaje es de dos puntos en los nueve que se han disputado. Empates contra Amorebieta y Ponferradina y la derrota frente al Leganés.

Lo que debe hacer el Huesca para despejar cualquier tipo de dudas es vencer al Mirandés la semana que viene. Es un partido señalado en el calendario para los de Xisco, que quieren demostrar que quieren volver a la élite del fútbol español cuanto antes.

Print Friendly, PDF & Email