La exportación permitió a Aragón resistir la crisis de la Covid-19 mejor que la media española

En global, Aragón sufrió una caída del PIB del 9,5% frente al 10,8% de la media española

La amplia capacidad exportadora de Aragón permitió que su economía resistiera los golpes de la pandemia mejor que la media española. No en vano, la Comunidad su mayor superávit comercial de la historia, alcanzando los 3.000 millones de euros, mil más que en 2019, fruto de una estabilización en las ventas y de una caída de las compras del 9,1%, lo que permitió controlar que muchos indicadores presentaran “valores inéditos” por el golpe económico.

Esta es la principal conclusión del último informe de la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, que también asegura que la rentabilidad obtenida por las empresas en los años previos ayudó a suavizar los impactos. De hecho, sectores como la industria del papel, el material de transporte, las actividades financieras y de seguros y las sanitarias han acumulado incrementos anuales superiores al 10%, incluso el del papel llega al 22% de media cada año gracias a Saica.

En global, Aragón sufrió una caída del PIB del 9,5% frente al 10,8% de la media española, aunque superior al 6% de la Unión Europea, al 3,5% de Estados Unidos o al crecimiento de China un 2,3%. Por su parte, la tasa de paro se situó en el 11,7%, casi cuatro puntos por debajo de la tasa nacional, aunque sin contar los afectados por ERTE, que llegaron a afectar a 26.000 trabajadores en el peor momento del confinamiento.

Así, en el plano positivo, el catedrático de Análisis Económico y autor del informe, Marcos Sanso, ha destacado que Aragón finalizó 2020 como la cuarta comunidad con menor tasa de paro, además del “extraordinario” dato de la última EPA, siendo también la quinta en renta per cápita, con una rentabilidad alta y positiva en todos los sectores y marcando récord de exportaciones. Como aspectos a lamentar, aparecen el alto endeudamiento del Ayuntamiento de Zaragoza y del Gobierno de Aragón o el descenso de la población activa.

Pese a ello, a lo largo de 2021 han aparecido problemas “en forma diferida”, como la falta de suministros, el incremento de los precios de las materias primas o las caídas importantes en algunos sectores, como el transporte urbano, el turismo, la hostelería y algunas actividades industriales. “Todo esto encarece la recuperación y revitaliza la inflación. Todo indica que será algo temporal, pero si se mete la pata puede tener carácter permanente”, ha advertido Sanso.

Previsiones para 2021

En el informe de julio de la Fundación Basilio Paraíso, Sanso fijó unas previsiones de crecimiento para Aragón de un 5,6%, frente al 5% de España. No obstante, y sin haber revisado estos datos, sí ha adelantado una pequeña rebaja para la Comunidad, principalmente por los paros en la automoción. “Se podría poner en duda si se acabará mejor o peor que la media nacional”, ha afirmado.

Con todo, las previsiones a largo plazo seguirían siendo mejores que el conjunto nacional. “Dábamos, y mantenemos, que en 2022 los crecimientos serán del 6,6% para Aragón y del 6% para España. Aragón recuperará los niveles de PIB y paro de 2019 durante el 2022, pero España lo hará en el 2023”, ha expuesto Sanso.

Print Friendly, PDF & Email