Entender por qué pasan las cosas como clave para encontrar la felicidad en uno mismo

El Congreso de Ciencias Contemplativas ha arrancado con la mesa inaugural de Javier García Campayo y Luis Gallardo

Vivimos en un mundo lleno de ruido en el que el silencio asusta porque implica reflexionar, preguntarse el porqué de las cosas. Lo que no sabemos es que con esa pregunta se puede encontrar la felicidad, tanto en uno mismo como en la realidad en la que vive. Esa es la razón de ser de las Ciencias Contemplativas que invitan a la reflexión y a acallar todos esos ruidos para lograr una felicidad común. Y en ese camino estaban los asistentes al I Congreso de Ciencias Contemplativas que ha arrancado esta mañana en el Paraninfo de Zaragoza.

Algunos de manera presencial, mientras que otros se han conectado a la sesión de manera online en este Congreso impulsado por la World Happiness Foundation España y la Universidad de Zaragoza. En total, 120 asistentes han ahondado en las nuevas tradiciones espirituales para el desarrollo del ser humano analizado por la ciencia; sin duda, uno de los futuros de la biología.

El director de la Cátedra World Happiness de Ciencias Contemplativas y del Máster de Mindfulness de la UZ, Javier García Campayo

A lo largo de dos días, reconocidos expertos internacionales en la materia están ofreciendo diferentes ponencias y talleres para conocer los beneficios y secretos de la meditación zen, adentrarse en la práctica del budismo Vajrayana o hacer un recorrido por la meditación cristiana, siempre desde la perspectiva investigadora y buscando sus aplicaciones a la psicoterapia actual para mejorar el bienestar emocional.

La mesa inaugural ha corrido a cargo del director de la Cátedra World Happiness Foundation de Ciencias Contemplativas y del Máster Mindfulness de la Universidad de Zaragoza, Javier García Campayo. Durante su intervención, Campayo ha indicado que “hay más de 70 países en el mundo que ya cuentan con una amplia tradición de mindfulness y uno de los hitos más grandes del siglo XX es la llegada del budismo en occidente. Con las Ciencias Contemplativas queremos unir esas grandes tradiciones espirituales contemplativas con la psicología y la psiquiatría”.

El director de la cátedra de la UZ ha estado acompañado por el fundador de la World Happiness Foundation, Luis Gallardo, quien ha subrayado que “las Ciencias Contemplativas sirven para entender por qué pasan las cosas y a través de esa respuesta lograr encontrar la felicidad. En ese camino nos encontramos con tres pilares: la libertad para ser, la consciencia y la felicidad, que no es el fin último sino el principio”.

El director de World Happiness Foundation, Luis Gallardo, durante su intervención

Posteriormente, se ha sucedido el primero de los talleres con una conferencia magistral a cargo de Perla Kaliman, investigadora en el Center for Mind and Brain de la Universidad de California-Davis. Bajo el título «Neurociencias y Ciencias Contemplativas», Kaliman ha dado a conocer esta disciplina como herramienta para comprender cómo funciona el sistema nervioso para producir y regular emociones, pensamientos, conductas y funciones corporales básicas. Kaliman ha asegurado que “estas décadas de estudio en Ciencias Contemplativas nos dicen que el cultivo de las cualidades de la mente y el corazón como la atención consciente, el amor, la bondad, la compasión, el altruismo o un propósito en la vida son habilidades entrenables”.

A continuación, Manu Mariño, del Instituto de Ciencias Contemplativas y maestro de Meditación en la tradición del Insigth Meditation, ha moderado la mesa redonda «La aportación de las tradiciones contemplativas» que ha servido para acercar a los asistentes esta disciplina de la mano de cuatro ponentes: Berta Meneses, religiosa Filipense y Maestra Zen; Abdel Wadud Sabaté, maestro sufí y responsable del Centro sufí Dergah Naqshbandi de Barcelona; José Antonio Vázquez, monje laico y experto en Mindfulness (UCM), y Lama Yeshe Chodron, lama del linaje Dudjom Tersar de la escuela Nyingma de la tradición Vajrayana del budismo tibetano.

Perla Kaliman, investigadora del Center for Mind and Brain de la Universidad de California-Davis, ha pronunciado una conferencia magistral

Los ponentes han transmitido cómo el cristianismo, el sufismo, el budismo zen y el Vajrayana ayudan a realizar una conexión espiritual con uno mismo y han recordado a los asistentes la importancia de tener sabiduría respecto al cuerpo. “Lo importante es conocer de qué manera nos conectamos a través de la mente con nosotros mismos. Hay que conseguir y practicar el equilibrio con sabiduría. Cuerpo, mente y espíritu se unen creando un estado placentero y de bienestar”, ha explicado la religiosa, Berta Meneses.

Por la tarde, estos cuatro ponentes son los responsables de llevar a cabo los talleres simultáneos en los que Berta Meneses aborda las técnicas de meditación zen y el maestro sufí Wadud Sabaté se adentra en la parte más espiritual del islam con “El arte de curar el alma en el sufismo”. Por otro lado, el monje laico José Antonio Vázquez trata la meditación cristiana y Lama Yeshe Chodron analiza “La práctica del budismo Vajrayana”. Estos talleres prácticos se volverán a realizar este viernes por la mañana.

Print Friendly, PDF & Email