El PSOE acusa a Azcón de «decepcionar» a los ciudadanos por su «nefasta» gestión

Ranera ha criticado también que se haya dejado de lado a los barrios

El Debate del Estado de la Ciudad de Zaragoza ha seguido su curso por la tarde con la intervención de los diferentes grupos municipales del ayuntamiento, comenzado por la oposición. El primero de ellos ha sido el PSOE, el cual a través de su portavoz, Lola Ranera, ha criticado al alcalde, Jorge Azcón, por haber “decepcionado a los zaragozanos”, a quien “el sillón le viene grande”. Asimismo, Ranera ha indicado que “Zaragoza es muchísimo más y desde luego merece un alcalde que quiere ser alcalde y no utilice a los ciudadanos para su proyección personal”.

Ranera ha criticado por otro lado que se haya dejado de lado a los barrios, con obras todavía por desarrollar y que, en lugar de centrarse en estos proyectos, Azcón se haya dedicado “a llenar de flores el centro incluida la entrada de la Casa Consistorial”. Unos barrios que “se vacían y se envejecen” y en los que “no es casualidad la falta de proyectos urbanísticos que expulsan a los jóvenes”, ha asegurado Ranera, detallando los proyectos en barrios como Delicias o Valdefierro.

La portavoz del grupo socialista también ha señalado la gestión del alcalde en materia de servicios públicos, con problemas “cuando llegó”. “Muchos de los contratos del área siguen caducados” y los ciudadanos de Zaragoza “ya han sufrido dos huelgas simultáneas en el autobús y en el tranvía”. O por otro lado, ha lamentado la actitud de Azcón de “subirse al carro de proyectos privados de inversión”. “Ya lo hizo con la instalación de Becton Dickinson o con la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030. Le contaré un secreto. Amazon o Inditex se instalaron en Zaragoza antes de que usted fuese alcalde”, ha recordado Ranera.

Y en este sentido, Ranera ha criticado que muchos de los proyectos que se presentan para Zaragoza son para conseguir “sacar un titular en la prensa, y lo hizo con La Romareda”. En este contexto, ha resaltado la política de Urbanismo del consistorio, que se ha convertido “en una oficina de tramitación de solicitudes privadas”. “Creo que vive a años luz de la realidad, en un mundo donde afirmar, sin ningún rubor, que desconocía que sus padres eran dueños de un suelo edificable en esa zona”.

Ranera ha defendido que desde el primer momento, sobre todo a raíz de la pandemia, “la sociedad nos pedía acuerdos y creíamos que la firma en el palacio de Montemuzo suponía abrir un tiempo de grandes acuerdos”. “En lugar de buscar soluciones trajo mociones partidistas solo con el objetivo de retratar a la oposición. Lejos de apostar por el dialogo actúa como portavoz de la oposición. Incluso no duda en ridiculizar a miembros de su propio Gobierno cuando se atreven a tener su propia voz”, ha añadido.

En este sentido, le ha recriminado que “no tiene excusa, porque oportunidades para llegar a acuerdos ha tenido”, entre ellas pactos para fondos europeos, los presupuestos, “y usted lo despreció”. La portavoz del PSOE, asimismo, ha comparado la figura de Azcón con su líder en Aragón, Javier Lambán. “Mientras dio por muerto el acuerdo por Zaragoza, Lambán ha mantenido activo el trabajo con los agentes sociales de Aragón. Mientras trajo tarde unos presupuestos que solo negoció con Vox, Lambán aprobó los presupuestos con mayor respaldo de Aragón. Esa es la diferencia entre un líder político y uno mediocre”, ha afirmado.

Una política de «huevos duros»

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha replicado el discurso de Ranera calificando su política, y la del resto de grupos de la oposición, como «la de los huevos duros». «Ha apoyado los indultos a los golpistas, evita que Zaragoza esté más limpio llevando el contrato de limpieza a los tribunales, ha rechazado las ayudas a las familias de la concertada, cuando nos dijo que ni se nos ocurriera organizar la semana cultural del Pilar, y ahora dice que no vaya a la Comisión Ejecutiva autonómica del PP», ha señalado Azcón.

En lo referente a la Policía Local, Azcón se ha quejado de que ahora «exigen plazas de Policía Local y cuando era consejera de Régimen Interior no sacó ninguno». «Nos han pedido fondos europeos para la depuradora, oírle hablar de la línea 2 del tranvía, con los años que han estado gobernando, es de esas cuestiones en las que no saben como van a pagarlo y cuando hay que pedir dinero a otra administración se calla», ha manifestado Azcon en su respuesta. «No he oído reclamar al PSOE, que lidera el Gobierno de Aragón, el dinero que nos deben, aunque la sentencia está judicializada. Por no hablar de la colaboración público-privada. Espero llegar a acuerdos pronto como el de La Romareda», ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email