El Casademont Zaragoza complica su continuidad en Europa tras caer ante el Avtodor Saratov (86-92)

Okoye fue el mejor del Casademont, con 26 puntos y 24 de valoración. Foto: Basket Zaragoza (Esther Casas)

El Casademont Zaragoza no ha podido superar al Avtodor Saratov para conseguir una importante victoria y deja de depender de sí mismo para obtener la clasificación para la siguiente fase de la FIBA Europe Cup (86-92). Los rojillos se repusieron tras el descanso para neutralizar una desventaja de catorce puntos, pero acabaron cediendo en una prórroga decidida por detalles y la falta de acierto en los instantes finales.

El desacierto general marcaba los primeros compases de choque entre Casademont Zaragoza y Avtodor Saratov. La línea de personal, tras minuto y medio, permitía a los rusos estrenarse, a lo que Radoncic respondía con una canasta acompañada de falta. Chery no fallaba desde el exterior, elevando a posteriori la renta a +5. Minchenko se marchaba al banquillo con dos faltas y Funderburk añadía dos más al marcador, propiciando el tiempo muerto de Ponsarnau. En el regreso, Radoncic acertaba tras varios rebotes ofensivos para el 4-10, seguido por Waczynski de tres y Johnson desde la misma distancia.

En el intercambio de golpes aparecía Okoye con su fusil de larga distancia primero y el 2+1 después, equilibrado de inmediato por un Chery que se iba hasta los 8 puntos. Funderburk ponía el 13-18 y Vanwijn el 15-18, con una desventaja local de tres puntos, que recortaba Vilá tras rebote ofensivo al 17-18 para terminar el cuarto.

Kenan Sipahi aprovechaba una rápida transición para igualar el choque, en unos instantes en los que el turco compartía pista con Javi García. No obstante, Sergeev sumaba otros tres libres para el 19-22 que Okoye dejaba en anecdóticos al enchufar la siguiente desde fuera. Vanwijn continuaba la racha de acciones de tres con un 2+1, al igual que Johnson más tarde y Mobley en la siguiente acción. Saratov encontraba el camino al aro para el 27-31, imponiendo una presión a toda pista y aprovechando el temprano bonus rojillo.

Los rusos, pasado el ecuador del cuarto, colocaban la máxima en el marcador (10 puntos), pero Rodrigo San Miguel recortaba con otro 2+1 para dejarla en siete. Sin embargo, Johnson entraba en calor conforme se acercaba el descanso, llegando los 14 puntos en su cuenta personal y forzando el TM local con 30-43. Al regreso, Hlinason se colgaba para el 32-43 y Sakic acudía una vez más a la línea de personal, acciones que junto a una bandeja de Radoncic y otros dos del interior visitantes dejaban el 34-48 al descanso.

Segunda mitad

La segunda mitad arrancaba al ritmo de Stan Okoye, autor de nueve puntos consecutivos que levantaban al Príncipe Felipe y permitían a los rojillos reducir a la mitad la desventaja. Minchenko y Funderburk regresaban al banquillo con cuatro faltas personales por cabeza, instante en el que Waczynski ponía el 45-52 y Okoye el 47-52. Radoncic visitaba la línea de personales para dejar el -4 en el marcador, pero Sakic daba oxígeno a su equipo con un complejo lanzamiento de tres. En la siguiente acción, Radoncic se la devolvía debajo del aro y Okoye volaba para frenar a Johnson en el aire, siendo Javi García el que ponía la puntilla con un triple para el 55-57. Con el partido en un pañuelo, Saratov volvía a agarrarse a los tiros libres para el 55-60, pero Stan Okoye acertaba con un triple en el último segundo para dejar todo por decidir en el último periodo (58-60).

Johnson sumaba un nuevo triple al inicio del cuarto definitivo, pero Sipahi acertaba también desde el exterior. En Saratov, Sakic comenzaba a amasar más balón, sabedor de su liderazgo, anotando el 61-65, contagiando su confianza a Scrubb para que sumara otros dos. Casademont Zaragoza seguía creyendo y encontraba liberado a Waczynski para que el polaco anotara de tres y aunque Scrubb la devolvía, Radoncic forzaba el 2+1 para mantener la misma diferencia en el marcador.

Los rojillos corrían cuando podían y sacaban ventajas, finalizada por Hlinason para el 69-72, y un desatado Waczynski posteriormente, que conectaba el 3+1 y ponía a los locales por delante a cuatro minutos para el final. La presión no podía con Sakic, que no fallaba el siguiente tiro exterior, pero tampoco con un Rodrigo San Miguel que dejaba el 76-75. La tensión se palpaba en la pista, pero Casademont Zaragoza mantenía la calma para encontrar solo a Radoncic, que metía un triple más para aumentar el parcial local y provocaba el tiempo muerto visitante. El equipo rojillo llegaba con una renta de +3 al último minuto, y Radoncic eligió mal en contrataque al ceder a Hlinason, lo que provocó el contragolpe y el triple de Scrubb para que Saratov empatase el partido a 79, resultado final que propiciaba cinco minutos más de juego.

Prórroga

Waczynski abría la veda en la prórroga, instantes antes de que Sakic acertara con un tiro libre para el 81-80. Al término de la posesión, Scrubb anotaba un lejanísimo tiro exterior, pero Hlinason se colgaba para el 83-83. Un tiro libre de Funderburk desequilibraba la balanza, seguido de un triple del mismo interior de Saratov que salía a escena. Pese a todo, a Okoye no le temblaba el pulso, enchufando un triple vital para dejar en -1 una desventaja que se convertía en -2 gracias a Sakic y en -3 debido a Scrubb, una ventaja suficiente a falta de dos segundos y medio para mantener la imbatibilidad rusa.

Print Friendly, PDF & Email