Abstención del PP, oposición de Vox y postura favorable de Cs ante el techo de gasto para Aragón

Anadón ha recordado que la deuda aragonesa supone el 25% del PIB regional

El techo de gasto no financiero de 6.080 millones de euros para el año 2022 que aprobó el Consejo de Gobierno la semana pasada saldrá adelante por mayoría parlamentaria. Así se ha confirmado durante la sesión plenaria de este jueves después de que, además de los votos favorables de las formaciones que integran el cuatripartito, Cs también se haya posicionado a favor y el PP se haya abstenido, al igual que IU. Por su parte, Vox ha decidido oponerse a este techo planteado por la DGA. “Pretendemos seguir bajando la deuda. La tasa de referencia del déficit fijada en el 0,6% permitirá suprimir las reglas fiscales sin que desaparezca la contabilidad fiscal”, ha subrayado el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón.

El titular de Administración Pública ha destacado que la presión fiscal en la Comunidad durante el ejercicio de 2020 se situó en el 5,8% del PIB, por debajo de la media nacional. Además, ha recordado que la deuda aragonesa supone el 25% del PIB regional, antes de hacer hincapié en la importancia que tendrán los 296 millones aportados por los fondos europeos Next Generation.

En representación del PP, Carmen Susín ha adelantado la abstención de su partido porque “estamos obligados a dejarles hacer y gobernar en estas condiciones actuales. En una situación normal, votaríamos en contra”, ha sostenido. La diputada popular ha resaltado que la realidad económica de Aragón no apunta “a una mejora de la economía ni a un incremento de la recaudación”. Asimismo, no comprende de qué sirvió aprobar el techo de gasto para 2021 si continúan sin cumplir el plazo de pago a proveedores, si los hosteleros siguen sin cobrar, si no llegan las ayudas a pymes, si han echado a personal sanitario a la calle, si “somos la autonomía que peor y más tarde paga”.

Susín considera que el presupuesto de 2022 “volverá a incidir en los mismos errores”. “Venderán humo que ya nadie se cree”, ha criticado dirigiéndose directamente hacia el PSOE, antes de finalizar su intervención remarcando la necesidad de “ser rigurosos” con la ejecución presupuestaria en aras de alcanzar la recuperación económica y social.

Desde Ciudadanos, José Luis Saz ha confesado que en esta cuestión “no debería votarse en contra simplemente por meras disputas políticas o bipartidismo”. “Otra cosa son los presupuestos definitivos, pero el techo debería aceptarse siempre”, ha matizado. No obstante, ha manifestado que, a pesar de que se trata del segundo techo de gasto más alto de la historia aragonesa, no es el segundo que más fortaleza tiene.

Solicitando la presentación del presupuesto “cuanto antes”, exige al Gobierno autonómico que tenga en cuenta a todas las familias que están sufriendo la subida de la presión fiscal. En última instancia, ha sostenido que “la calidad del actual techo no es la misma que la del 2019, y es ahí donde se pierde la homogeneización de la comparabilidad de ambos presupuestos”.

Por parte de Vox, Marta Fernández ha adelantado, en primer lugar, el voto en contra de su formación ante el techo de gasto propuesto por el Ejecutivo de Lambán. “Es una tomadura de pelo para autónomos, pymes y familias. Ustedes viven ajenos a la realidad y de espaldas a las necesidades de los aragoneses”, ha comenzado.

Para la parlamentaria, este techo está construido sobre estimaciones de ingresos financieros “irreales y difíciles de creer”. Además, a juicio de Vox, los ingresos no financieros generan “más dudas que certezas” porque están fuera de la realidad económica. “Los presupuestos más sociales de la historia, como ustedes dicen, no han permitido solucionar dificultades en sanidad, educación o empleo”, ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email