ZeC propone un diseño “ambicioso y participativo” de una Zona de Bajas Emisiones para Zaragoza

Santisteve ha argumentado que la ZBE puede ser una herramienta fundamental para reducir las emisiones contaminantes

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento propone la creación de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) para Zaragoza, “ambiciosa” y con un diseño “participativo”. Es una de las resoluciones de la formación que se votará en el próximo debate del estado de la Ciudad, donde ZeC llevará varias propuestas para frenar la emergencia climática.

La nueva Ley de cambio climático y transición energética obliga a las ciudades de más de 50.000 habitantes a implantar una Zona de Baja Emisiones (ZBE) para reducir la contaminación. Sin embargo, “el Gobierno de PP-Cs ya ha manifestado su intención de limitarse a cumplir la ley diseñando una ZBE laxa en las restricciones y de escaso impacto medioambiental”.

En un contexto de emergencia climática, “las ciudades deben jugar un papel activo en la lucha contra el cambio climático en el ámbito de sus competencias”, siendo la movilidad una de las más importantes, ha defendido el portavoz del grupo, Pedro Santisteve. Además, ha argumentado que la ZBE puede ser una herramienta fundamental para reducir las emisiones contaminantes, contribuyendo a una ciudad más saludable y sostenible.

En opinión de Santisteve, “no se entendería que la ZBE estuviera limitada a la zona del Casco Histórico-Centro, como aseguró recientemente la Consejera de Movilidad, Natalia Chueca, como tampoco se entendería que permitiera la circulación de coches con etiqueta B” (vehículos de gasolina de 20 años o de diésel de 15 años).

La propuesta de la formación es que la ZBE para Zaragoza sea “ambiciosa, abarcando el interior del tercer cinturón y no permitiendo la circulación a vehículos que no tengan al menos etiqueta C”.

Asimismo, “es fundamental que el diseño de la ZBE sea elaborado colectivamente con la participación de entidades sociales, ecologistas, vecinales y grupos municipales, no quedando restringida su elaboración al Gobierno de PP-Cs”. En este sentido, la formación ha criticado que el primer paso a este respecto del Gobierno haya sido externalizar a una empresa privada su diseño y donde el único criterio para su adjudicación es la oferta económica más baja, “lo que evidencia el nulo interés que tiene Azcón por la ZBE”.

La formación ha destacado la importancia de que esta medida se lleve a cabo en paralelo a un impulso de la reordenación de las líneas del autobús urbano, así como de la incorporación a la flota de buses eléctricos de menor capacidad que permitan la comunicación entre barrios y en el interior de los mismos.

ZeC también ha defendido un abaratamiento de las tarifas del transporte público que haga atractivo su uso, con el fin de limitar el vehículo privado contaminante.

Print Friendly, PDF & Email