Un robo de cáñamo industrial en Calamocha protagoniza una persecución de película por la A-23

La detención se produjo el pasado 20 de octubre

La Guardia Civil ha detenido a siete personas por robar una plantación de cáñamo industrial a plena luz del día en Calamocha y protagonizar una persecución de película por la A-23 hasta su detención en la localidad de Muel.

El 20 de octubre se recibió un aviso en la central de emergencias de la Guardia Civil de Teruel en el que el propietario de una plantación de cáñamo industrial, ubicada en Calamocha, alertaba que se acababa de cometer un robo en sus instalaciones por parte de varias personas y que éstas habían huido del lugar en dos vehículos.

La Guardia Civil estableció entonces un dispositivo para la localización de los sospechosos que habían huido por la A-23, dirección Zaragoza. Como resultado del operativo, los vehículos, una furgoneta y un turismo, fueron interceptados por varias patrullas a la altura de Muel y tras varios kilómetros de seguimiento, en los que los ocupantes hicieron caso omiso a las indicaciones acústicas y luminosas de las patrullas de la Guardia Civil, lograron proceder a su detención.

Durante el transcurso de dicho operativo, los ocupantes de la furgoneta, en plena conducción, arrojaron a la calzada varias bolsas de grandes dimensiones que contenían plantas, lo que unido a la velocidad a la que circulaban y las maniobras bruscas para intentar huir, produjo un grave riesgo para el resto de los conductores.

Tras las detenciones se pudo determinar que los siete ocupantes de los vehículos se habían trasladado a la plantación de cáñamo industrial de Calamocha para sustraer plantas a plena luz del día y que tras ser sorprendidos por el propietario de la instalación cuando cargaban las plantas en la furgoneta, iniciaron la huida del lugar a gran velocidad. La cantidad de plantas ascendía a unas 300.

La rápida actuación del denunciante, al aportar los datos de la dirección tomada y características de los vehículos, permitió que los autores fueran detenidos durante su huida. Se trata de siete personas (dos mujeres y cinco varones, uno de ellos menor de edad), todos de nacionalidad española (excepto el menor), con domicilio en Zaragoza, a los que se les imputó un presunto delito de hurto además de otro contra la seguridad vial a los dos conductores.

Una vez finalizadas las diligencias y entregadas a la autoridad judicial, quedaron todos ellos en libertad. En esta actuación participaron agentes de seguridad ciudadana de El Burgo de Ebro, Villanueva de Huerva, Muel, Núcleo de Reserva, Equipo de Policía Judicial de Casetas, y Agrupación de Tráfico.

Print Friendly, PDF & Email