Nueva operación contra la marihuana en el Aragón oriental, esta vez más de 1.500 plantas en Fayón

La operación se inició el pasado 20 de octubre

La Guardia Civil vuelve a desmantelar una macroplantación de marihuana oculta en la naturaleza en el Aragón oriental. Esta vez, tal era la dificultad para su acceso, que había que emprender una ruta, primero en barca, y luego a pie varios kilómetros hasta llegar a un pequeño valle donde se encontraron hasta 1.540 plantas. Al llegar los agentes se encontraron el campamento vacío. No hay detenidos de momento.

Esta nueva intervención es resultado de las investigaciones llevadas a cabo por agentes de seguridad ciudadana, equipo Roca y Policía Judicial de Caspe para la detección de plantaciones de marihuana en el Aragón oriental. También está enmarcada dentro de la operación Miller que la Guardia Civil está llevando a cabo a nivel nacional.

Para acceder a la plantación los agentes tuvieron que desplazarse en embarcaciones y posteriormente recorrer varios kilómetros a pie por caminos de difícil tránsito. Una vez en el lugar localizaron 1.540 plantas de cannabis de diferentes tamaños que contaban con todo lo necesario para su cultivo, hallando además una zona destinada al secado de la sustancia en la que se encontraban multitud de plantas colgadas para dicho proceso y medio centenar de sacos con casi 200 kilogramos de cogollos secos.

En otro lugar de la finca se localizó la zona de residencia de los cuidadores de la plantación donde se hallaba gran cantidad de comida y enseres para poder habitar en el paraje durante días. Dicha plantación contaba con diferentes puntos de vigilancia que permitían visualizar todos los accesos posibles al paraje.

Los responsables de la plantación tenían todo listo para poder habitar cerca de la plantación

A pesar de la minuciosa inspección del terreno, tanto a pie como vía aérea con un helicóptero de la Guardia Civil, en esa actuación no fue localizado ninguno de los responsables de la plantación. Tras muchas horas de trabajo en el paraje se logró desmantelar por completo la macroplantación y extraer las 1.540 plantas a través del embalse.

En la operación, cuya investigación ha sido desarrollada por el puesto de Caspe y equipos Roca y Policía Judicial de la misma localidad, han colaborado agentes de seguridad ciudadana de la Compañía de Caspe, especialistas del equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga, Seprona y Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia de Zaragoza (Usecic), unidad Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) y Unidad Aérea de Huesca. La investigación continúa abierta.

Print Friendly, PDF & Email