Más de 3.000 viviendas se adhieren a la campaña de recogida de materia orgánica

Se está llevando a cabo una campaña informativa desde el pasado 4 de octubre

La ciudad avanza hacia el reciclaje de la materia orgánica. Tras una inversión de 150.000 euros del Ayuntamiento de Huesca, los barrios de San Lorenzo y el Casco Antiguo han incorporado 115 contenedores marrones y se está llevando a cabo una campaña informativa desde el pasado 4 de octubre que ha logrado que más de 3.000 viviendas se hayan adherido a la recogida de este tipo de residuos. Además, se han realizado más de 30 talleres en los colegios ubicados en dichas zonas. Los próximos días, continuarán las actuaciones para promover este tipo de reciclaje en los hogares oscenses.

El concejal de Medio Ambiente, Roberto Cacho, ha explicado que la incorporación de contenedores marrones a estos dos barrios oscenses significa “un gran paso adelante” en el objetivo del Ayuntamiento de “propiciar el reciclaje y fomentar la conciencia ambiental en toda la ciudad”, recordando que hasta la fecha existen estos recipientes en seis barrios: San Lorenzo, Casco Antiguo, María Auxiliadora, Santiago, San José y La Encarnación. Continuarán las inversiones al ritmo previsto para extender su uso en toda la ciudadanía.

Seis barrios de Huesca cuentan ya con los recipientes habilitados de materia orgánica. Estos contenedores marrones cumplen un papel primordial. La denominada Fracción Orgánica de los Residuos Municipales (FORM) está compuesta por todos los residuos domésticos de origen animal y vegetal, y representa aproximadamente el 40% del total de residuos que se generan en el hogar. Algunos ejemplos son peladuras de alimentos, restos de comida cocinada, cáscaras de alimentos, huesos y espinas, pan duro, posos de café, papel de cocina, flores y bolsitas de infusión, entre otros.

Separar la materia orgánica permite, por un lado, reducir la cantidad de residuos que acaban en la incineradora o en vertederos, con el efecto ambiental positivo que esto conlleva, y, por otro, se lleva a cabo un proceso de conversión del FORM en compost, un excelente abono que se utiliza en parques y jardines del municipio.

Durante esta semana, también se siguen realizando otros tantos talleres en otros colegios, puntos informativos en varios lugares de los barrios implicados y visitas domiciliarias para todo aquel que no se pueda acercar a estos puntos informativos a recoger la tarjeta que se necesita para abrir el contenedor y el kit gratuito de regalo de la campaña que incluye un cubo aireado, un folleto explicativo sobre el compostaje de la materia orgánica, un paquete de bolsas y un imán explicativo para la nevera.

Las localizaciones de los puntos informativos, según días de la semana en horario de 10.30 horas a 13.30 horas y de 17.00 horas a 20.00 horas, son las siguientes: Cuatro Esquinas, Plaza de Navarra; Plaza Inmaculada y Coso Bajo.

Durante los próximos días, se van a continuar impartiendo talleres en los colegios que estén en las zonas de interés de esta campaña y que estén interesados es sumarse a estos cursos en los que se explica la circularidad de los residuos orgánicos, con juegos tipo puzzle, oca de residuos… y al terminar se les entrega un ejemplar de la guía «Recicla fácil» que se edita. Hasta la fecha, esta campaña ha permitido que más de 650 niños hayan disfrutado de este plan educativo sobre el reciclaje de la materia orgánica.

Print Friendly, PDF & Email