La recuperación de los cascos de Aratis, eje para unas jornadas internacionales sobre expolio

Los siete cascos hispano-calcídicos recuperados se exponen en el Museo de Zaragoza y proceden de una ciudad llamada Aratis, ubicada en la Comarca del Río Aranda

Con el objetivo de analizar el grave problema del expolio arqueológico y el tráfico ilícito, y dentro de toda una serie de actuaciones emprendidas por el Gobierno de Aragón en relación con la recuperación de siete cascos hispano-calcídicos expoliados del yacimiento de Aratis, en Aranda de Moncayo, la Dirección General de Patrimonio Cultural –junto con Policía Nacional, Guardia Civil y Universidad de Zaragoza–, ha organizado unas jornadas de carácter internacional entre los días 10 y 12 de noviembre.

El retorno a Aragón de siete de los cascos celtibéricos expoliados en Aranda de Moncayo y vendidos ilícitamente después en el mercado negro en el extranjero y otros puntos de España, supuso el final de un largo periplo fruto del largo expolio de un territorio con epicentro en la ciudad celtibérica de Aratis. Este caso, lejos de ser un suceso aislado, no es sino un ejemplo del intenso expolio que ha venido sufriendo, y sufre todavía, el patrimonio arqueológico en Aragón y en el resto de Europa. Con el objetivo de revertir este tipo de actuaciones, se hace imprescindible la colaboración de agentes y administraciones implicadas.

Para poder analizar y difundir todas las actuaciones relacionadas con este problema, Gobierno de Aragón, Universidad de Zaragoza, Policía Nacional y Guardia Civil han organizado unas jornadas internacionales bajo el título “El retorno de los cascos. Expolio y tráfico ilícito de los bienes arqueológicos; redes, estrategias y procedimientos”. Las conferencias se desarrollarán en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza y se retransmitirán en streaming.

El coloquio está estructurado en cuatro bloques o mesas, el primero, Combates por la historia: fuerzas y cuerpos de seguridad contra el expolio y el tráfico ilícito. Estrategias y procedimientos. El segundo, Origen ilícito y destino. Del detector a la vitrina. El tercero, Normativa penal y administrativa contra el expolio arqueológico. Por último, Educación, comunicación y colaboración contra el expolio arqueológico.

Cada una de las mesas contará con un moderador y entre cuatro y cinco ponentes. Se ha logrado reunir a un grupo de expertos de primera línea internacional; los máximos responsables de Patrimonio Histórico de Interpol y Europol, los jefes de las unidades correspondientes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y de Policía Nacional, la directora de proyectos europeos sobre patrimonio cultural de la Policía francesa, fiscales especializados, la vicedecana de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, el subdirector general de Registros y Documentación del Patrimonio Histórico del Ministerio de Educación, especialistas de Roma, Maastricht, Venecia, casas de subastas, coleccionistas…

El objetivo es poner en común estrategias y procedimientos en la lucha contra el expolio arqueológico teniendo en cuenta todos los ángulos, sensibilidades y puntos de vista en este tema, dando voz a todos los agentes implicados.

El programa deja espacio para los debates posteriores, que se pretende que sean enriquecedores y valiosos para los participantes, oyentes y el público en general.

Los cascos de Aratis

Los siete cascos hispano-calcídicos recuperados y que ahora se exponen en el Museo de Zaragoza proceden de una ciudad llamada Aratis, ubicada en la Comarca del Río Aranda y que fue erigida en la Edad del Hierro, entre los años 700 y 400 antes de Cristo y finalmente destruida por el ejército de Roma entre los años 74 a 72 antes de Cristo, con motivo de las guerras sertorianas. Esa ciudad se asentaba sobre un cerro llamado Cerro de Castejón, en la localidad de Aranda del Moncayo, perteneciente a la provincia de Zaragoza. Aledaña a esa antigua ciudad de Aratis se encontraba su necrópolis.

En origen, los cascos se forjaron con bronce en el siglo III antes de Cristo y fueron expoliados del yacimiento arandino para ser introducidos en los circuitos de comercio ilegítimo de antigüedades.

La apertura del nuevo espacio dedicado a los cascos en el Museo de Zaragoza coincidió, asimismo, con el inicio de una campaña de excavaciones en el yacimiento de Aratis a cargo del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, con la colaboración del Ayuntamiento de Aranda de Moncayo. Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Actuaciones diseñado sobre el espacio y se ha centrado en el sistema defensivo de la ciudad, excavando en una de sus puertas monumentales, en dos tramos de muralla y en la gran torre que se levanta en la cota más alta del cerro con el objetivo de sacar a la luz parte de la ciudad y dar un primer paso para su recuperación y restauración para su visita, comenzando así a devolver a la sociedad parte de los valores de este yacimiento tan maltratado por su expolio.

Print Friendly, PDF & Email