El precio de la vivienda en octubre en Aragón cae un 1,05% frente al año pasado

Aragón fue la octava autonomía más barata del país

La vivienda de segunda mano en Aragón en octubre de 2021 tuvo un precio medio de 1.326 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró un descenso mensual del -0,90%, el segundo más intenso del país, según el informe mensual de precios de venta de pisos.com. Interanualmente, arrojó un recorte del -1,05%, el cuarto más abultado del cómputo nacional.

Aragón fue la octava autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura (804 euros por metro cuadrado), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en octubre de 2021 registró un precio medio de 1.853 euros por metro cuadrado, arrojando un ascenso mensual del 0,16%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 0,78%.

Teruel, la undécima capital española más barata 

Mensualmente, la provincia de Teruel (2,38%) arrojó la segunda subida más intensa del país. Zaragoza (-1%) fue la octava que más cayó y Huesca (-1,68%) la tercera. Respecto a octubre de 2020, Teruel (9,02%) fue la tercera que más creció del panorama nacional. Zaragoza (-0,33%) fue la cuarta que menos cayó y Huesca (-4,35%) la tercera que más se ajustó. Con 859 euros por metro cuadrado, Teruel fue la octava provincia más barata de España en octubre de 2021. Por su parte, Huesca (1.180 euros por metro cuadrado) y Zaragoza (1.423 euros por metro cuadrado) fueron un poco más caras.

Respecto a las capitales aragonesas, Teruel (1,80%) arrojó el décimo ascenso más pronunciado de España. Por su parte, Zaragoza (-1,25%) fue la séptima que más bajó y Huesca (-1,42%) la cuarta. Respecto al año pasado, todas crecieron, arrojando Teruel (3,24%) la mayor subida de la región. Con 1.280 euros por metro cuadrado en octubre de 2021, Teruel fue la undécima capital de provincia más asequible de España. Huesca (1.734 euros por metro cuadrado) y Zaragoza (1.684 euros por metro cuadrado) fueron más costosas.

“Los precios de la vivienda usada continúan muy estables, lo cual confirma que el paso de la pandemia por el sector inmobiliario apenas se ha notado”, ha señalado el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font. En cualquier caso, el experto admite que “el repunte en compraventas e hipotecas, la mayoría de compradores que ya estaban en los últimos pasos de la adquisición, podría hacer que la curva ascendente se reforzara conforme llegue el cierre del año, y todavía con mayor ímpetu en 2022”. El portavoz del portal inmobiliario indica que “no podemos olvidar que la promoción residencial está atravesando una situación delicada, marcada por el encarecimiento de materiales y la falta de mano de obra cualificada, lo que merma su oferta y traslada parte de la demanda de este producto a la segunda mano”.

Font expone que otro de los alicientes para que los precios suban se encuentra en la consolidación de la vivienda como activo a largo plazo. “En momentos de incertidumbre, los inmuebles aparecen como la opción más sensata en la configuración de una cartera de inversión con un horizonte que abarque décadas. La etapa más dura de la pandemia limitó el consumo y benefició el ahorro, y ahora, ese ahorro busca cómo optimizarse por medio de instrumentos seguros que no den sorpresas, y aquí es donde entra en juego la constitución de un patrimonio inmobiliario con vistas a futuro”.

Print Friendly, PDF & Email