Aragón recibirá 33,3 millones este año para rehabilitar y construir viviendas

Se fomenta la puesta en el mercado del alquiler de viviendas que sirva para dar solución a la escasez de estas y para regular el precio de mercado

Hasta 33,3 millones de euros llegarán este año a Aragón para la rehabilitación de viviendas y para la construcción de parque de vivienda social para alquiler. Con esta inversión, que proviene de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se espera que en noviembre de 2023 se hayan podido comprometer 4.635 actuaciones en viviendas.

“Nos tienen que servir no solo para hacer inversiones a corto plazo, sino también para hacer verdaderos cambios estructurales en la forma de trabajar las políticas públicas en las próximas décadas”, ha destacado el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, este martes. Además, ha añadido que «entendamos que es necesario impulsar la rehabilitación y el parque público de vivienda de alquiler”.

Se fomenta la puesta en el mercado del alquiler de viviendas que sirva para dar solución a la escasez de estas y para regular el precio de mercado. También ha explicado la importancia de la colaboración entre las administraciones y los particulares para aprovechar estos fondos de la manera «más eficiente».

Estos programas sirven para mejorar la calidad de vida en las viviendas y dotar de más al parque público para hacer frente a la escasez de vivienda en alquiler a precios asequibles, pero también sirven para generar empleo en el corto plazo y garantizar un ritmo de renovación del parque edificado en los municipios.

El punto de partida es “preocupante”: la mitad de las viviendas en España son anteriores a 1980, primer año en el que se establecieron criterios obligatorios de aislamientos técnicos o de calidad de los edificios. El parque público de vivienda de alquiler es de en torno al 1,6% del parque de vivienda y más del 37% de las familias que viven de alquiler destinan más del 40% de sus ingresos a pagar la renta. Por ello “es absolutamente imprescindible que avancemos”, ha indicado Soro. Así, la oportunidad que ofrecen los fondos europeos es “inmejorable y lo tenemos que hacer de la mano de los ayuntamientos”. Y es que estos programas se impulsarán con los consistorios a través de acuerdos bilaterales.

Por eso, este martes se han presentado ante alcaldes y representantes municipales los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial por barrios y construcción de parque de vivienda social. La finalidad es dar a conocer los objetivos de los fondos a los que accederá el Gobierno de Aragón y ver cuáles son los programas que pueden interesar y gestionar los consistorios. Además, se han explicado el contenido y los requisitos para dichos programas para que los ayuntamientos puedan contestar una consulta previa que se publicará en el BOA.

Los seis programas incluidos en los fondos son: ayudas a las actuaciones de rehabilitación a nivel de barrio, apoyo a las oficinas de rehabilitación, actuaciones de rehabilitación a nivel de edificio, ayuda a las actuaciones de mejora de la eficiencia energética en viviendas, ayuda a la elaboración del libro del edificio existente para la rehabilitación y la redacción de proyectos de rehabilitación, y ayuda a la construcción de viviendas de alquiler social en edificios energéticamente eficientes.

Programas de Rehabilitación

El programa de rehabilitación de barrios tiene por objeto, en primer lugar, financiar la rehabilitación de edificios y viviendas para conseguir una eficiencia energética ambiciosa. Se pretende conseguir como mínimo una reducción del 30% del consumo de energía primaria no renovable. Además, se financia de forma accesoria la inversión que hagan los ayuntamientos para la urbanización o reurbanización de los espacios públicos y las oficinas de rehabilitación que se necesiten para ofrecer la ayuda necesaria y gestionar todas estas actuaciones.

Las cuantías que se van a subvencionar son “muy altas en comparación con lo que veníamos subvencionando en nuestros programas ordinarios”, ha explicado el consejero. Aragón recibirá este año hasta 33,3 millones de euros para todas las acciones relacionadas con la rehabilitación. Soro ha señalado que supone una “oportunidad única” para la rehabilitación integral de barrios y la lucha contra la pobreza energética.

En cuanto a los programas para la rehabilitación de edificios, mejora de la eficiencia energética y redacción del libro del edificio existente, se tramitarán a través de convocatorias en concurrencia competitiva. Las oficinas de rehabilitación se gestionarán a través de los colegios profesionales.

En el caso de los proyectos para la mejora de barrios, se podrá acceder a subvención para la rehabilitación de edificios residenciales, actuaciones de urbanización o reurbanización y la puesta en marcha de la oficina de rehabilitación para este programa concreto, una ventanilla única para la gestión y desarrollo de las actuaciones.

La cuantía de las subvenciones será proporcional al nivel de reducción del consumo energético que se genere con la rehabilitación con importes subvencionables de entre 8.100 y 21.400 euros por vivienda. Se podrá recibir hasta el 100% en casos de vulnerabilidad de las personas residentes y se contempla un extra en el caso de tener que hacer frente a la retirada de amianto. Las ayudas deberán estar comprometidas antes de diciembre de 2023 y las obras terminadas en junio de 2026.

Programa de Construcción

En el caso del programa de construcción de viviendas públicas para alquiler social, asequible o cesión de uso sobre terrenos de titularidad pública se considerará válida la construcción de nuevas viviendas o la rehabilitación de edificios que ahora no están destinados a vivienda. Deberán destinarse a este uso como mínimo 50 años y contar con sistemas de eficiencia energética para garantizar el consumo de energía casi nulo.

En 2022 se estima que se recibirán 14,5 millones más para destinarlos a la construcción de parque de vivienda pública para alquiler social. Las ayudas podrán llegar hasta 700 euros por metro cuadrado útil sin superar los 50.000 euros por vivienda. Además, se podrá percibir la subvención con pagos a cuenta o anticipados y las obras deberán estar finalizadas antes de junio de 2026. La construcción podrá ser a través de la iniciativa pública o con fórmulas de colaboración público – privadas.

Print Friendly, PDF & Email