Nuevas esperanzas para el asentamiento del visón europeo en Aragón

La especie invasora de visón se encuentra ausente en la cuenca del río Aragón

La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón ha liberado 22 ejemplares de visón europeo (Mustela lutreola) en diferentes afluentes de la cuenca del Río Aragón, durante la primavera y el inicio del verano de 2021. El objetivo de esta acción ha sido crear un nuevo núcleo poblacional lejos de las principales amenazas para esta especie. La más relevante es la presencia de visón americano, una especie exótica invasora que afecta a un gran número de especies autóctonas. Cuando aparece, excluye al visón autóctono y constituye por eso la principal amenaza para la supervivencia de esta especie amenazada, más pequeña y en situación crítica precisamente por la expansión de su pariente foráneo.

La especie invasora se encuentra ausente en la cuenca del río Aragón, lo que favorecerá la supervivencia y conservación en el futuro de los ejemplares de visón europeo liberados, aumentando así su área de distribución, y, previsiblemente, el número de individuos en el medio natural. De este modo se podría avanzar en conseguir que la especie se aleje poco a poco de la sombra de la extinción que le amenaza.

Esta acción, denominada de “colonización asistida”, trata de crear una nueva población fuera del rango de distribución original de la especie, en un entorno libre de sus principales amenazas y se recurre a ella cuando la situación de la especie es muy crítica. En el caso de visón europeo, esta acción podría abrir un atisbo de esperanza para conseguir que el visón europeo no desaparezca de nuestro país e incluso del continente europeo.

En este proyecto, los técnicos y Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón han contado con la colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la empresa pública Tragsatec, así como con la de los diferentes Centros de Recuperación que desarrollan el Programa de conservación ex situ de la especie. La eficaz coordinación de todos estos actores implicados ha sido fundamental para llevar a cabo un proyecto de esta complejidad.

Actuaciones

Aragón ya posee núcleos de población “natural” de visón europeo distribuidos en ocho cuadrículas de 10 x 10 kilómetros (sistema UTM). Estos núcleos se ubican en la franja noroccidental de la provincia de Zaragoza.

El ensayo de colonización asistida se ha realizado en la cuenca del río Aragón, aguas arriba de la presa de Yesa, con diferentes afluentes que presentan un hábitat muy adecuado para la especie, pero están geográficamente separados de las zonas de presencia habitual de la especie.

Por otra parte, los animales empleados en la liberación proceden de la cría en cautividad con ejemplares procedentes de dos poblaciones distintas, la que ocupa España y la presente en Europa oriental. Este origen “mestizo” hace que la suelta de ejemplares haya constituido también un ensayo sobre la capacidad de adaptación de estos ejemplares al hábitat disponible en la cuenca del Ebro. La cría experimental entre ejemplares españoles y del resto de Europa se llevó a cabo entre 2018 y 2020 simultáneamente en centros de cría españoles y de Estonia, concretamente en el Zoo de Tallinn. De este modo, la liberación en Aragón ha sido un paso importante para la evaluación de la viabilidad de una futura unidad en la gestión de todas las poblaciones de la especie a nivel europeo, algo que se presenta como muy urgente debido a la crítica situación de la especie a nivel global.

Todos los ejemplares liberados han pasado su periodo de aprendizaje en España, en los jaulones presuelta dispuestos tanto en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, en Aragón, y en La Fombera (La Rioja); así como en las instalaciones de los centros de cría de El Pont de Suert, en Lérida, y de la Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad (FIEB), en Toledo.

Previamente a su liberación, a todos los ejemplares se les han colocado unos equipos de radioseguimiento, lo que ha permitido monitorizar de forma constante el proceso de adaptación al medio natural y comprobar la viabilidad del proyecto durante los dos primeros meses. Tras este periodo de seguimiento, los ejemplares han sido recapturados para retirarles los emisores y asegurar con ello que no les causan problemas en el futuro.

Ocho ejemplares permanecen el el área de suelta

Como resultado de estos dos meses de seguimiento, al menos nueve ejemplares sobrevivieron durante este periodo (41%), aunque uno de ellos fue depredado poco después y antes de ser recapturado. De estos ocho ejemplares que permanecen en el área de suelta, cuatro son hembras y cuatro machos. Por contra, se han localizado siete ejemplares muertos (32%) durante estos dos primeros meses. Las causas de mortalidad detectadas han sido la depredación por otros carnívoros en cinco casos (71%) y el atropello en dos ocasiones (29%), ninguna de ellas relacionada directamente con el proceso de suelta o cría en cautividad. De hecho, todos los animales hallados (vivos o muertos) después de los dos meses, estaban en buenas condiciones corporales, con un peso similar al de ejemplares nativos en otros territorios. Este dato demuestra, que fueron capaces de encontrar comida sin mayor dificultad.

Además de esto, tres ejemplares perdieron los collares de radioseguimiento (dos de ellos se localizaron posteriormente pese a no llevar collar) y tres más, no han podido ser localizados. Por lo tanto, hay cuatro ejemplares perdidos y de los que no se dispone de información sobre su estado (un 18%).

En general, los resultados son similares a otras liberaciones llevadas a cabo previamente en otros países (Estonia y Alemania) o en otros territorios de España: Guipúzcoa, La Rioja y Álava, lo que permite albergar cierta esperanza en el asentamiento de los ejemplares.

Este mismo proyecto se intentó llevar a cabo en el año 2017, con resultados mucho menos esperanzadores. En aquel ensayo: siete visones de los sólo ocho liberados murieron en los 15 primeros días, por causas muy similares a las ahora constatadas.

Varios son los factores que parece han podido influir en los mejores resultados de la experiencia de 2021, aunque es pronto para poder sacar conclusiones definitivas. En cualquier caso, se baraja que podría haber influido la mejora en el aprendizaje de los ejemplares previo a la liberación, la selección de los lugares de liberación, el periodo del año en que se llevó a cabo la suelta, la edad de los individuos seleccionados (adultos en 2021 y juveniles en 2017) y también el temperamento individual de los ejemplares.

En todo caso, los resultados obtenidos en ambas acciones, se consideran experiencias muy valiosas que seguro seguirán ayudando a adoptar las mejores decisiones en el intento de salvar a esta especie.

A pesar de los resultados esperanzadores, se deberá seguir evaluando la situación más adelante, ya que esta liberación se ha realizado en una zona que no cuenta con la presencia de la especie y, por tanto, se desconoce la capacidad de supervivencia del visón europeo a lo largo del año (en especial en invierno), su capacidad de reproducción, etc. Esta evaluación a medio y largo plazo tendrá gran relevancia a la hora de futuras decisiones sobre la continuidad de las liberaciones en el alto-Aragón.

Una especie que podría desaparecer en pocos años

El visón europeo es un pequeño mustélido considerado como el mamífero más amenazado de Europa, ya que ha visto reducida su área de distribución a menos del 5% de su área original. En España su presencia constatada cuenta con una estima de menos de 500 individuos, aunque probablemente sea inferior. En Europa persisten pequeñas poblaciones también en Francia y en el Delta del Danubio (Rumanía y Ucrania) y posiblemente en Rusia, lo que permite calificar su estado como crítico, tal y como reconoció en 2011 la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificándolo en la Lista Roja de especies amenazadas bajo la máxima categoría de amenaza «en peligro crítico de extinción».

Como consecuencia, la legislación de la Unión Europea (Directiva Hábitats) la considera como una especie de interés comunitario prioritaria, obligando a sus estados miembros a su protección estricta. En España se encuentra catalogada como especie en Peligro de Extinción, y su situación extremadamente comprometida hizo que, en acuerdo de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente fuese declarada en “situación crítica” en 2018, lo que supone el reconocimiento de un riesgo inminente de extinción. Esta declaración hace que la especie se considere prioritaria en nuestro país, tanto para la asignación de recursos económicos como para la adopción de medidas urgentes de actuación para revertir el riesgo de extinción.

Esta rarefacción se debe, principalmente, a la competencia ejercida por el visón americano (Neovison vison) procedente de liberaciones accidentales y sueltas intencionadas desde granjas peleteras, que provoca un alto riesgo de extinción total a corto plazo para la especie europea si no se toman las medidas y actuaciones necesarias para evitarlo.

De hecho, el control del visón americano, como principal factor de amenaza, es una de las líneas de trabajo más importantes de las que se ejecutan tanto en Aragón como en otras Comunidades Autónomas, en la que se invierte un gran esfuerzo por parte de estas Administraciones autonómicas y del propio Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Print Friendly, PDF & Email