Casademont Zaragoza no puede culminar la remontada y cae ante el C.B. Gran Canaria (79-76)

El conjunto zaragozano estuvo a punto de hacer efectiva la remontada, pero su desventaja al descanso fue crucial // Foto: Casademont Zaragoza

Casademont Zaragoza cayó este sábado en su visita a Las Palmas tras no poder culminar la remontada frente al C.B. Gran Canaria (79-76). Tras una compleja primera mitad en la que los isleños dominaron claramente, los rojillos recortaron el margen durante el tercer cuarto para entrar con todas las opciones a los últimos diez minutos y pelear una victoria que se escapó en los instantes finales.

El partido de reencuentros comenzó con sendos triples de Shurna que Radoncic replicó desde la tronera, anunciando duelo de pistoleros, igual que otro de máxima altura con Hlinason y Pustovyi. No tenía acierto en ataque el bloque maño, pero sí en defensa para detener la anotación amarilla y que Tryggvi sumara, como Mobley, hasta el 10-7. Turno de Kramer y Waczynnski para ayudar tras las rotaciones, y en colaboración de Hlinason y Sipahi ponían el 17-16. Dos contras locales abrieron la diferencia grancanaria, apoyado además por un cinco de siete en triples, dejando el +10 local al final del primero.

Hlinason volvió a lo suyo de los mates y ayudó en el rebote ofensivo. Por su parte, Okoye, certero desde el triple, cerró un 0-5 de salida. El parcial, gracias a Stevic, se igualó y el tiempo muerto de Ponsarnau paró el asunto con 32-22. Albicy y Salvó elevaron la ventaja, pero Waczynski alimentaba con triples la reacción rojilla. Aunque andaba por delante el bloque local, Hlinason y Radoncic, igual que San Miguel, tiraban del equipo, pero el acelerón local dejaba el asunto 15 abajo para los rojillos al descanso.

Tras la pausa, Radoncic abrió y Slaughter replicó de tres cuando San Miguel penetró con rasmia para seguir sumando, pero el ocho amarillo repitió en el 6,75. Aceleró el ritmo anotador, cuando Mobley y San Miguel animaron la reacción con sendos triples para establecer el 56-47. Los de Ponsarnau producían, como los grancanarios. Hlinason cometía la tercera falta y San Miguel seguía encontrando el carril central para penetrar. Los locales tiraron de efectividad desde la línea de tres para estirar la ventaja, aunque siempre con la sensación de que los rojillos podían llegar con algo de continuidad. Javi García rebajó la distancia por debajo de los diez al final del tercer cuarto.

Al acto final llegó Hlinason con un taponazo a Stevic, que se fue al banco por Pustovyi, con Okoye sumando cinco puntos y dejando el 68-64, lo que provocó el tiempo muerto local. Momento de partido tras recuperar el terreno Casademont Zaragoza, que Sipahi, con otro triple, apretó al 68-66. Slaughter cometió falta en ataque sobre Javi García que arrimó al 68-67. Un parcial de 7-0 de reacción local lo cortó Wazcynski a tres minutos del cierre, y Radoncic hizo lo propio con un triple para el 75-72. Final muy apretado. Brussino concedió dos libres a San Miguel para el 77-76 a 1,13 del desenlace, pero Albicy anotó canasta y dejó el choque de color local.

Print Friendly, PDF & Email