Amontonados y con las manos atadas: así estaban los cuerpos hallados en una fosa común en Belchite

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, ha visitado este viernes esta iniciativa

Los trabajos de investigación y exhumación de restos de víctimas de la Guerra Civil que se están llevando a cabo en el cementerio de Belchite se van a prolongar durante todo el mes de noviembre para tratar de localizar nuevos cuerpos que pudieran permanecer ocultos en niveles inferiores. Hasta el momento, se han hallado los restos de una veintena de víctimas, que estaban amontonados, algunos con las manos atadas y cubiertos con capas de cal.

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, ha visitado este viernes esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 25.000 euros. Para su realización, la Asociación “Mariano Castillo” ha contado con evidencias de testimonios recogidos en publicaciones tanto del bando republicano como del sublevado, que certifican el fusilamiento de víctimas del bando republicano en los primeros días de la guerra y su inhumación en el cementerio de la localidad.

Las exhumaciones corren a cargo de un equipo de arqueólogos especializados en la materia, bajo la coordinación de José Ignacio Lorenzo Lizalde, especialista en paleoantropología humana y de larga experiencia laboral, junto con los arqueólogos Hugo Chauton, Sergio Ibarz y Gonzalo García. El equipo cuenta con un antropólogo forense y una restauradora, todos ellos de reconocido prestigio y experiencia sobrada.

Las fosas se encuentran en el interior del cementerio municipal de Belchite. Para concretar la ubicación exacta se efectuó previamente un estudio detallado de georradar que mostró la presencia de anomalías compatibles con la existencia de fosas comunes. Una vez recuperados todos los restos, el Gobierno de Aragón financiará la posterior toma de muestras y analítica de ADN para proceder a la identificación de las víctimas.

Print Friendly, PDF & Email