Zaragoza suspende cautelarmente el cobro de la plusvalía

El gobierno municipal acusa al autonómica de dejarles fuera del reparto de fondos europeos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado este miércoles suspender cautelarmente la liquidación del impuesto de la plusvalía hasta conocer las soluciones que da el Gobierno de España tras el varapalo del Tribunal Constitucional al cobro de este gravamen.

La responsable de Hacienda, María Navarro, teme que esta decisión judicial provoque una “colapso” en la gestión municipal, “inseguridad jurídica” y pérdidas en la recaudación por lo que ha pedido soluciones urgentes al Ministerio de Hacienda.

Antes de la Comisión extraordinaria para debatir las Ordenanzas Fiscales, Navarro ha subrayado que desde el Consistorio también han suspendido la elaboración de la tramitación del presupuesto de 2022.

Navarro ha criticado al Gobierno central por no haber reformado la plusvalía en los últimos dos años, a pesar de haber tenido ya dos varapalos del Tribunal Constitucional contra este impuesto.

La plusvalía grava cualquier operación de compraventa de una propiedad inmobiliaria. También lo hace si existe una donación, una herencia o un usufructo.

Azcón reclama un fondo de compensación

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, también ha pedido al Gobierno de España que cree un fondo de compensación tras la anulación de este impuesto. Y es que, aunque por ahora, ha dicho, todavía tienen que evaluar cuales serían las pérdidas para el Ayuntamiento de Zaragoza, al menos 45 millones de euros de ingresos previstos estarían en un limbo.

«Este periodo de tiempo desde que se conozca la sentencia hasta que se dictamine que se deja de cobrar la plusvalía, va a haber una merma efectiva de recursos que debería compensarse con un fondo por parte del Gobierno de España y, además, queremos saber cómo va a ser ese sistema de liquidación y cómo va a afectar en el futuro en nuestras cuentas», ha insistido Azcón.

Print Friendly, PDF & Email