La DPT garantiza en el pleno que podrá elaborar un presupuesto expansivo para 2022

La DPT ha presentado una previsión basada en el presupuesto de este año

La suspensión de las reglas fiscales para el ejercicio 2022, aprobada en el Congreso de los Diputados el pasado 14 de septiembre, y el buen estado de las cuentas de la Diputación de Teruel permitirá elaborar un nuevo presupuesto expansivo, en la misma línea que el de 2021. Así lo han asegurado este miércoles el presidente y el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando y Alberto Izquierdo, respectivamente, en la rueda de prensa previa al pleno ordinario de octubre, donde se ha dado cuenta de las líneas fundamentales del Presupuesto 2022.

El expediente por el que la institución traslada al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la información sobre las Líneas Fundamentales de los próximos presupuestos da cumplimiento a la Ley 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y a los requerimientos de la normativa europea. Se trata de un paso fundamental para comenzar a tramitar las nuevas cuentas, de las que el equipo de gobierno ya está preparando el borrador.

A falta de la aprobación del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado que regulen los gastos de personal al servicio del sector público o la previsión de los ingresos procedentes de la participación de los tributos del Estado, sin datos definitivos de la liquidación del 2020, la DPT ha presentado una previsión basada en el presupuesto de este año, con unos ingresos de 77.656.032,90 euros y unos gastos de 77.588.209,64 euros.

El presidente Rando se ha mostrado convencido que, aún siendo ya cifras expansivas respecto al ejercicio de 2019, habrá margen para aumentar esa cantidad. «Con la suspensión de las reglas fiscales, vamos a poder gastar todos los ingresos, y eso nos va a permitir tener un presupuesto más expansivo, aunque de momento nos limitemos a proponer las mismas cifras de este año», ha dicho.

«No nos queremos endeudar, ni en estos tiempos, pero si vamos a pedir un crédito con la cantidad amortizada para llegar a los 60 millones de fondos propios y poder seguir atendiendo a los sectores más perjudicados por la pandemia y la postpandemia», ha dicho Rando, que ha anunciado la duplicación de la Caja de cooperación, «que cada vez más pueblos utilizan», y ha recordado que faltarían sumar las cantidades del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE).

«Somos una administración por suerte con capacidad económica, con poca deuda y eso nos permite utilizar la totalidad de nuestro presupuesto, lo que no se nos permitía antes porque nuestra regla de gasto era baja y eso impedía que la Diputación pudiese gastar todo lo que ingresa», ha explicado Izquierdo. «Este año volveremos a tener un presupuesto muy expansivo, vamos a hacer un presupuesto continuista al del año pasado, incidiendo en las líneas más importantes, como el empleo, la vivienda, las obras y la atención a los ayuntamientos», ha manifestado el vicepresidente de la DPT.

Cuentas saneadas

Para poder presentar un presupuesto expansivo es también fundamental contar con unas cuentas saneadas. El equipo de gobierno ha destacado el resultado presupuestario positivo de la cuenta general de 2020, de 22.006.674,26 euros. Esto ha permitido, aún después de la inclusión extraordinaria de más de 30 millones de euros en aquel presupuesto, seguir contando con unos remanentes de tesorería de 55.885.388,96 euros.

La cuenta general de 2020 de la DPT apunta también un superávit presupuestario de 16.608.105,37 euros, que revela el cumplimiento de la regla de gasto establecida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pese al esfuerzo inversor realizado. Además, el nivel de deuda a 31 de diciembre de 2020 se ha rebajado al 28,68%, con un total de 18.057.626,79 euros y el periodo medio de pago se sitúa en 9,89 días de media, muy por debajo de los 30 días de límite que refleja la ley para considerar incumplimiento. A todo esto hay que sumar el cumplimiento del Plan Económico Financiero al que estaba sometido la institución en los años 2019 y 2020.

También se han aprobado en el pleno la aceptación por parte de la DPT de la delegación de funciones de gestión tributaria y recaudación de distintos impuestos de los Ayuntamientos de Calomarde y Frías de Albarracín y se ha aprobado un cambio de estatutos de la sociedad Baronía de Escriche para facilitar las reuniones telemáticas de su consejo de administración.

Contra el virus Sharka

Asimismo, el pleno ordinario de octubre de la DPT ha aprobado una declaración institucional a raíz de una propuesta del Partido Popular en la que todos los grupos políticos piden al Gobierno de Aragón y a otras administraciones reforzar las medidas de apoyo a los agricultores afectados por el virus Sharka, que afecta a las plantaciones de melocotoneros en el término municipal de Mazaleón.

El acuerdo unámime propone aplicar indemnizaciones que permitan mantener la actividad del sector y que se concreten en un plan de mejoras de explotación financiado al 100%, instaurar carencias sobre los créditos ICO, poner en marcha carencias para los jóvenes agricultores que se han incorporado recientemente y que no van a poder desarrollar su proyectos porque se han quedado sin arbolado, reclamar al Gobierno de España la implementación de la reducción máxima en los módulos del IRPF de los agricultores de la zona, y comprometer la actuación del Gobierno de Aragón para modernizar los regadíos de Maella y Mazaleón.

Además, se han debatido dos propuestas del Partido Popular y de Ciudadanos relativas a la instalación de una unidad satélite de radioterapia en la ciudad de Teruel y para instar al Gobierno de España a no subir la cuota de autónomos ni los impuestos a las clases medias y las pymes en 2022, respectivamente. La primera se ha aprobado por unanimidad y la segunda ha salido adelante con los votos a favor del PP, PAR y Cs, y en contra de PSOE y Ganar-IU.

Print Friendly, PDF & Email