Talento aragonés y cine de bandera sobre la alfombra roja del Festival de Cine de Fuentes de Ebro

Ana Belén fue una de las homenajeadas en el Festival de Cine de Fuentes de 2019

Todo empezó hace 25 años cuando un grupo de amantes del séptimo arte que se habían emocionado viendo Cinema Paradiso decidieron crear un festival de cine en un pueblo de unos escasos 5.000 habitantes muy cerca de Zaragoza, aquel en el que las cebollas son mundialmente conocidas porque no pican: Fuentes de Ebro. Lejos quedan aquellos comienzos en 1996, y estrenando sus 25 años recién cumplidos, el Festival de Cine de Fuentes de Ebro arranca este viernes llenando de talento aragonés y cine de bandera el municipio durante nueve días.

Por su alfombra roja han pasado y se ha homenajeado a personalidades como Luisa Gavasa, Paco Rabal, José Luís Gil, Marisa Paredes o Antón García Abril. Todos ellos han sido merecedores del máximo reconocimiento del festival, la Dama de Fuentes. Este año recaerá en el hipertelevisivo actor Nacho Guerreros, conocido por su papel en series como «La que se avecina», pero también en obras teatrales como «Don Gil de las calzas verdes» de Tirso de Molina y otros cortometrajes y películas.

Después de «el tiempo transcurrido» (lema del festival), la organización del evento ha querido que los asistentes se adentren en el séptimo arte riendo y olvidando por un momento aquellas épocas duras en las que la cultura sirvió de alivio para muchos. Lo hará con la comedia «García y García» de la directora Ana Murugarren que se proyectará en el cine de Fuentes de Ebro este sábado 30 de octubre a las 20.00 horas.

Precisamente esa producción recibirá el Premio Panorama 2021 que otorga el festival y que también recaerá en las exitosísimas «Las niñas» de Pilar Palomero y en su actriz protagonista, Andrea Fandos. «El año pasado no se lo pudimos dar y creímos de recibo hacerlo este año porque tal como dijo la propia directora con Fuentes de Ebro se cierra una etapa», ha asegurado el director del festival, José Antonio Aguilar.

El otro gran galardón del festival, el Premio Valores Humanos, recaerá para una historia conmovedora y cruda a partes iguales, «Adu» de Salvador Calvo.

«Descarrillados», «A todo tren: Destino Asturias», «Maixabel», «Las leyes de la frontera», «Mediterráneo» o «El bebé jefazo: Negocio de Familia» y «D’Artacan y los tres mosqueperros», para los más pequeños, son algunas de las producciones que se podrán ver en Fuentes de Ebro hasta el seis de noviembre.

Pero, si hay algo que identifica al Festival de Fuentes de Ebro es «el talento aragonés y el prestigio que ha adquirido a lo largo del tiempo. Es el termómetro con el que se mide el panorama audiovisual aragonés y, sobre todo, el de los cortometrajes», ha asegurado el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea.

Y hablando de cortos, serán un total de diez los que formen la Sección Oficial del Festival que también está compuesta por cuatro documentales. «En racha», de Ignacio Estaregui, «Cardelinas» de Tomás Generelo y «Solo» de Lorenzo Montull se alzan como protagonistas al ser los que acumulan más nominaciones. «La guía» de Enma Calvo, «La nueva normalidad» de Alejandro Cortés, «Leonardo muere» de José Luis Galar o «Loca» de María Salgado son otros de los que se podrán ver en el cine de Fuentes y que el público deberá votar para que se lleven el galardón.

Además, «Cuerdas» (Pedro Solis), el corto merecedor de dos Goya y que es uno de los más galardonados del mundo también se proyectará y se realizará una mesa redonda con su director que hablará del viaje emocional que supuso su creación, pues es la historia de la enfermedad que acabó con la vida de su hijo de catorce años.

En la sección de documentales se proyectarán: «Ara Malikian: Una vida entre las cuerdas» de Nata Moreno, «Aute retrato» de Gaizka Urresti, «Los cielos españoles» de José Manuel Herráiz e Isabel Soria y «Marcelino, el mejor payaso del mundo» de Germán Roda».

El «milagro» del Festival

El Festival de Cine de Fuentes será el primer gran evento cultural que se celebre sin restricciones de aforo tras un año y medio de parón y cuenta con un rico programa que «defiende a muerte lo que supone el cine aragonés».

«Desde siempre hemos tenido muy claro que queríamos ser impulsores del talento aragonés y cuna del cine. No ha sido nada fácil, sobre todo con temas de distribución porque ya no es decir que vienes de Zaragoza sino que eres un festival de cine de Fuentes de Ebro. En este 25 aniversario esto ha acabado siendo una seña de identidad que nos da valor y que no perderemos nunca», ha comentado el director.

El cine también llegará a diferentes centros educativos de Fuentes y de las comarcas para enseñar y fomentar la cultura entre los más jóvenes. «El truco del éxito es haber conseguido integrar a la red educativa en el festival. Un festival que surge en un pueblo pequeño y que ha adquirido estas dimensiones es un auténtico milagro», ha admitido la alcaldesa del municipio, Maria Pilar Palacín.

Milagro o no, Fuentes de Ebro se llenará de buen cine y talento aragonés en una auténtica fiesta que pone en valor la cultura y hace brillar al municipio.

Print Friendly, PDF & Email