Pérez Calvo niega cualquier irregularidad en su afiliación a Ciudadanos

Considera “falso” y que “cae por su propio peso” que manipulara su fecha de afiliación

El coordinador autonómico de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, ha emitido un comunicado tras las dimisiones de tres miembros de las juntas directivas de la formación naranja y sus acusaciones de “falta de claridad y transparencia”. El líder del partido asegura que estas cuestiones “internas”, como su fecha de afiliación o sus retribuciones, quedaron “suficientemente aclaradas” y “zanjadas” en los órganos correspondientes.

Así, considera “falso” y que “cae por su propio peso” que manipulara su fecha de afiliación. “Yo mismo hice pública en mis redes sociales mi incorporación como militante a Ciudadanos el 25 de junio de 2019. Pago mis cuotas y hago mis aportaciones al partido de manera ininterrumpida desde el 1 de julio de ese año y la única vez que se ha intervenido en mi ficha para efectuar algún cambio ha sido para poner la tilde al apellido Pérez”, ha señalado.

En este sentido, Pérez Calvo sí reconoce haber estado trabajando anteriormente, desde el 19 de febrero de 2019, como “asesor” para “Yo no llamé a ninguna puerta, ni me abrí hueco a codazos para ocupar un puesto en la lista autonómica de Ciudadanos. A mí, la anterior dirección del partido, siendo presidente Albert Rivera y secretario de Organización, Francisco Hervías, vino a buscarme a la empresa donde yo trabajaba desde hacía casi 30 años para ofrecerme la incorporación a un proyecto político, que me ilusionó en aquel momento y que hoy me ilusiona todavía más si cabe, a pesar de los pesares”, ha remarcado.

Además, también desmiente que haya estado cobrando simultáneamente del partido y las Cortes. “Para poder trabajar a pleno rendimiento -incluso en la sede del partido, como centro de trabajo- y tener una cobertura salarial hasta mi incorporación a las Cortes como diputado, fuera o no el candidato, se acordó con aquella dirección un contrato laboral que se extendió desde el 19 de febrero de 2019, hasta el 19 de junio de ese mismo año, es decir, hasta un día antes de recoger mi acta de diputado y pasar a percibir la retribución correspondiente de la Cortes de Aragón”, ha afirmado, garantizando que “ni un solo día” cobró a la vez del partido y las Cortes y que la cantidad “nunca fue un condicionante”.

Por último, sobre “otro intento de difamación”, asegura que “jamás he ocultado información en mi declaración de bienes a las Cortes de Argón”. “Si de algo he pecado, es de exceso de información, ya que, sin estar obligado a ello, en mayo de este mismo año actualicé mi información para dejar constancia de un cambio en mi situación personal, al ser nombrado vicesecretario general del partido, sin que las indemnizaciones que se perciben por ejercer el cargo puedan considerarse una actividad económica propiamente dicha o un desempeño laboral”, ha insistido.

Print Friendly, PDF & Email