La Casa Abierta para mujeres sin hogar recibirá a sus primeras residentes la próxima semana

Este equipamiento cuenta con 6 plazas para mujeres en situaciones de sinhogarismo cronificado | Foto: Laura Trives

A escasos metros del Albergue municipal, la nueva Casa Abierta para mujeres sin hogar de Zaragoza acogerá desde la próxima semana a un total de seis mujeres en situaciones de sinhogarismo cronificado que, por su deterioro físico o psicológico, requieren de una atención específica, en recursos diferentes al Albergue o a los pisos tutelados.

La idea es que dentro de la casa una serie de voluntarios y trabajadores de la Obra Social de la Parroquia del Carmen acompañen y realicen actividades con las mujeres que vivan en este equipamiento, aunque, dentro del modelo de baja exigencia. «Lo interesante es que pasen aquí la noche, pero a lo largo del día también formen parte de las actividades que se desarrollen dentro del albergue municipal», ha explicado el concejal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén.

El objetivo es proporcionar a estas mujeres un espacio compartido y digno para residir de manera permanente, donde se sientan acogidas, logren una convivencia y lo sientan como su hogar. En esta línea, la idea es que «dormirán aquí, desde el Albergue se les traerá el desayuno, la comida tendrá varias posibilidades y la cena también será aquí, mientras que durante la tarde habrá una serie de voluntarios», ha concretado el coordinador de la Obra Social de la parroquia del Carmen, Antonio de la Vega.

Actualmente, según estima el Ayuntamiento de Zaragoza, habría unas 35 mujeres en esta situación de sinhogarismo de la ciudad. Por ello, la idea no solo es que vivan en este espacio, sino que reciban el cariño y la atención necesaria por parte de voluntarios y trabadores.

«Será un espacio donde poder estar protegidas y bajo un techo, donde se les atenderán las necesidades básicas, pero sobre todo donde se les va a ofrecer cariño. Porque es necesario también ofrecerles compañía, acompañamiento y lo que es la parte más emotiva de la relación con ellas», ha insistido la trabajadora social de la Obra Social de la parroquia del Carmen, Lucía Capilla.

Print Friendly, PDF & Email